Noticias

Alias ‘Otoniel’, máximo exjefe del Clan del Golfo, fue condenado a 45 años de prisión

La Corte Federal para el distrito este de Nueva York impuso máxima sentencia de prisión posible contra Dairo Antonio Úsuga

Desde las 10 de la mañana, hora local en Colombia, inició la lectura de sentencia en contra de Dairo Antonio Úsuga, alias ‘Otoniel’, exjefe del grupo paramilitar Clan del Golfo. La Corte Federal para el distrito este de Nueva York, Estados Unidos, le impuso la máxima sentencia de prisión: 45 años por narcotráfico, al considerarlo culpable de introducir varias toneladas de droga en EE.UU.

La jueza federal Dora Irizarry impuso así la condena que la Fiscalía había pedido a la magistrada pese a que el líder del violento Clan del Golfo, de 51 años, se declaró culpable el pasado enero en busca de beneficios penitenciarios, dando un giro a su declaración en un primer momento, cuando fue extraditado desde Colombia en mayo de 2022.

Irizarry, que dijo que este es el caso más grave (por las cantidades de droga) que ha tenido que tratar en su carrera, justificó su sentencia con el argumento de que la violencia que causó el Clan del Golfo impactó enormemente a Estados Unidos, dejando muchos muertos y mucha violencia “también entre niños y jóvenes”.

Otoniel, con el traje caqui de los presos y sin separarse de los auriculares con los que siguió la vista, pidió perdón en su última intervención al Gobierno de Estados Unidos, al de Colombia, a las víctimas causadas por el narcotráfico y a sus familiares “por todo” lo que hizo.

Adujo para justificarse que había “crecido en un ambiente de narcotráfico y violencia”, pero Irizarry le respondió que eso no servía como excusa porque también ella, de origen puertorriqueño, había crecido en El Bronx en un ambiente violento y de su barrio salió “mucha gente productiva”.

“No se puede tapar el sol con un dedo”, dijo en español para que Otoniel la entendiera.

Otoniel aprovechó sus últimas palabras para lanzar mensajes políticos, como pedir al Gobierno de Estados Unidos que apoye los procesos de paz abiertos en Colombia con varios grupos guerrilleros vinculados de algún modo con el tráfico de cocaína.

Te puede interesar: ¿Por qué ‘Otoniel’ aparece riéndose en las fotos de su captura?

Los abogados de Otoniel trataron de buscar una sentencia para él de 25 años alegando que otros narcotraficantes juzgados en Estados Unidos sin avenirse a colaborar con la Justicia habían conseguido sentencias más leves, pero la jueza cortó en seco esos argumentos respondiendo que los casos no tenían nada que ver dada la gravedad de los hechos juzgados en el caso de Otoniel.

Por último, los letrados del equipo de Otoniel solicitaron que, una vez pronunciada la sentencia, la jueza relaje las condiciones de confinamiento -solo ha podido ver a su equipo legal, insistieron, durante varios meses-, cuestión que Irizarry dirimiría durante una segunda parte.

La carta que envío Otoniel al presidente Petro ante su eventual sentencia

Alias ‘Otoniel’ envío una carta desde la cárcel de Brooklyn, Nueva York, al presidente Gustavo Petro y al ministro de Relaciones Exteriores, Álvaro Leyva, como un recurso al conocer su eventual sentencia.

El excabecilla del grupo narcoparamilitar, manifestó seguir “con la firme intención de colaborar con la justicia de mi país para que la sociedad colombiana sepa la verdad del conflicto armado, para de alguna forma reparar a las víctimas y en especial para lograr contribuir con el cambio y aportar en la construcción de la verdad y nuevo país”.

Reiterando su disposición de “colaborar con la Corte Suprema de Justicia Sala de Casación Penal, la JEP”, entre otros, aportando a la verdad de su responsabilidad.

La génesis de la extradición de Otoniel justo cuando salpicó a políticos

Durante el gobierno de Iván Duque, Dairo Antonio Úsuga fue capturado en una operación militar y policial a finales de 2021 en la frontera colombo-panameña. “Su captura es el golpe más duro que se le ha propinado al narcotráfico en este siglo en nuestro país y es solamente comparable con la caída de Pablo Escobar en los años 90″, destacó en su momento el exprimer mandatario.

Fue el 4 de mayo de 2022 cuando Otoniel fue oficialmente extraditado, luego de que el Gobierno de Duque adelantara el proceso en tiempo récord, tras conocer que el Consejo de Estado decidió levantar la medida cautelar que buscaba impedir la entrega del capo a Estados Unidos.

Esta noticia llegó en medio de la lista de 63 personas mencionadas por el paramilitar ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), las cuales presuntamente tendrían vínculos con el grupo armado ilegal, Clan del Golfo.

En diligencias que se surtieron el 23 de marzo, 19 y 20 de abril de 2022, ‘Otoniel’ mencionó a un exministro, un exdirector nacional del DAS, seis exgobernadores, un senador, cuatro excongresistas, dos universidades, el Hospital de Yopal, un exministro del Interior, un exalcalde y más.

“El señor Dario Antonio Úsuga David realizó en su declaración las siguientes afirmaciones relevantes que presuntamente demostrarían diversas asociaciones entre el ejército nacional, autoridades políticas y terceros con la organización criminal a la que pertenece el testigo y que afectan contra la administración y la seguridad pública”, aseguró la JEP.

Las víctimas de Otoniel habían lamentado su extradición, pues no supieron la verdad

“Se nos llevaron la verdad”, con esta frase, víctimas del exparamilitar de las AUC, rechazaron que el gobierno de Iván Duque firmara la extradición de Dairo Antonio Úsuga.

Para el abogado, defensor de derechos humanos y director de la fundación, Gerardo Vega, con esta decisión pierden las víctimas y favorece impunidad de políticos, empresarios y fuerza pública del clan del golfo.

“La extradición de Otoniel sirve a miembros de la policía y el ejército que estaban en la nómina del Clan del Golfo. Perjudica a las víctimas para la verdad y su reparación. Esta experiencia ya la ha vivido Colombia: en el año 2008 extraditaron a los principales jefes paramilitares de Colombia. En Estado Unidos pagaron unas cortar condenas y luego se quedaron a vivir allá. Y las víctimas quedan sin justicia, sin verdad y sin reparación”.

Ante este rechazo, se suma las víctimas de Urabá que también expresaron en su entonces el temor de perder la verdad y qué se recrudezca la violencia en la región: “Nosotros decimos que lo hubieran extraditado si él hubiera hablado y contado la verdad a las personas que fueron víctimas de él. Estamos extrañados y muy adoloridos por esa situación”.

Y agregaron que sienten miedo porque “se llevaron a un ‘Otoniel’ pero van a salir más ‘Otoniel’. Estamos temiendo que de pronto va a haber otra guerra y eso es lo que la población, la comunidad no queremos. Las víctimas no queremos eso”.

Aunque una de las condiciones del Gobierno del exjefe de Estado, Iván Duque, era que Úsuga no fuera condenado a cadena perpetúa, pues ese delito no existe en Colombia, los 45 años que le esperan a sus 51 años en Estados Unidos, da pie a la pregunta sobre ¿si las víctimas conocerán la verdad y serán reparadas cuando regrese al país a cumplir seis sentencias condenatorias por homicidio agravado, homicidio en persona protegida, desaparición forzada, desplazamiento forzado y reclutamiento ilícito de menores.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos