Noticias

Gracias al fallo de La Haya, Nicaragua no podrá volver a reclamar los mares que son de Colombia

Los isleños del archipiélago son los más favorecidos con esta sentencia de la CIJ. Ahora esperan más acción del Estado.

La génesis del eterno litigio entre Colombia y Nicaragua, que terminó tras 22 años

“Nicaragua no tiene derecho a una plataforma extendida. Por lo que la solicitud de Nicaragua no se puede sostener”, con esta frase la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya dio por terminado un proceso que tardó décadas en resolver y que tuvo a Colombia y Nicaragua en una tensión diplomática en los últimos años.

El fallo dejó en claro que Nicaragua no puede extender su plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas que delimitan su frontera marítima con Colombia. “La Corte, por 13 votos a 4, rechaza la petición de la República de Nicaragua”, dijo la jueza Joan E. Donoghue, presidenta del Tribunal de Naciones Unidas.

En esa misma sentencia, el máximo tribunal internacional negó que el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina esté dentro de los límites de la frontera marítima de Nicaragua y confirmó los límites marítimos que había fijado en un primer fallo en 2012, cuando otorgó la soberanía de esas islas a Colombia, pero le obligó a ceder casi 75.000 kilómetros cuadrados del mar Caribe al país centroamericano.

Un triunfo histórico

En palabras del agente de Colombia en La Haya, Eduardo Valencia-Ospina, “sin duda alguna hoy es un día de inmensa celebración par Colombia. Estamos muy complacidos con la decisión de la CIJ de aceptar los argumentos de nuestra defensa jurídica y decidir cerrar definitivamente el tercer y último caso y con ello la saga de más de 20 años que ha enfrentado a Colombia y Nicaragua”.

Para el jurista que acompañó este caso por años, “esta es sin duda la mayor victoria oficial internacional de nuestro país en las últimas décadas. Es un notable logro ya que victorias completas son poco frecuentes en la Corte”.

Te puede interesar: Así habría quedado el mapa de Colombia si La Haya le hubiera dado la razón a Nicaragua

Tras terminar la audiencia, Valencia-Ospina dijo que “la Corte, por mayorías sustanciales, expresó su acuerdo con la respuesta negativa que dio Colombia a las preguntas que le formuló a las partes en octubre pasado y ha decidido de manera definitiva que Nicaragua, basándose en consideraciones geomorfológicas y geológicas, no puede reclamar una plataforma continental extendida dentro de las 200 millas marinas de la zona económica exclusiva de Colombia. En consecuencia, la Corte rechazó todas las pretensiones presentadas por Nicaragua al final de sus alegatos”.

En cuanto a Nicaragua, el agente del país centroamericano, Carlos Argüello, dijo que “ésta es una sentencia más de la Corte y no dudo que el gobierno de Nicaragua seguirá cumpliendo como siempre”.

Tres demandas en 22 años

Fabián Cárdenas, profesor de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Javeriana, explicó cómo se surtió todo este proceso, considerado por expertos como el caso internacional de mayor importancia en la historia reciente del país.

“Nos demandó Nicaragua en el año 2001 por primera vez y hoy se discutió el último que quedaba de tres pleitos distintos en los que ha estado Colombia y Nicaragua. El contexto de esto es que unos espacios marítimos y territoriales que en la poscolonia eran colombianos, se cedieron a Nicaragua. Luego llegó un Tratado Esguerra-Bárcenas que habló de un Meridiano 82 y vienen una serie de protestas de Nicaragua (del gobierno sandinista) durante gran parte del siglo XX por esta repartición que ellos consideraron desproporcionada. Las tres demandas eran muy anunciadas, esto fue la ‘Crónica de una muerte anunciada’, y en diciembre de 2001 se viene la primera demanda que es la que termina con fallo de 2012. En 2013 llegan las demandas siguientes: una por cumplimiento y otra por plataforma continental. La de cumplimiento que fue la tercera se resolvió en abril del 2022 y la segunda es la que hoy se falló”, indicó Cárdenas.

Lo que sucedió este jueves en La Haya era la discusión de si era vigente la plataforma continental extendida y dos, si habían criterios. “Pero esas dos preguntas estaban ligadas a una pretensión que tenía Nicaragua de que le reconocieran la plataforma continental más allá de 200 millas náuticas que entraba dentro de las 200 millas náuticas de Colombia e incluso que San Andrés y providencia no tenían derecho a esos espacios marítimos”, agregó el experto.

Pero tras el fallo la Corte concluyó que, conforme al derecho internacional consuetudinario, “el derecho de un Estado a una plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas (...) no puede extenderse dentro de las 200 millas náuticas a partir de las líneas de base de otro Estado”, se lee en las 32 páginas de la CIJ.

Así reaccionó el sector político ante el fallo de La Haya

Tras conocerse la lectura del fallo a favor de Colombia por parte de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el presidente Gustavo Petro -quien canceló su visita a San Andrés donde iba a esperar la decisión- se pronunció desde Bogotá en su cuenta de Twitter.

“Gran victoria para Colombia en La Haya. La CIJ no accedió a las pretensiones de Nicaragua sobre expandir su plataforma continental. Esperamos con este fallo cerrar la controversia limítrofe y abocarnos a llevar desarrollo sostenible a nuestro archipiélago”, aseguró.

Por su parte, el exjefe de estado Iván Duque, destacó al equipo de la Cancillería y la Armada Nacional; “al igual que a los asesores del equipo de Defensa, que desvirtuaron los argumentos de Nicaragua en su absurda pretensión de Plataforma Continental Extendida. Hoy ganó Colombia, pero la postura de la inaplicabilidad del fallo de 2012 debe mantenerse”.

Precisamente, el ministro de Relaciones Exteriores, Álvaro Leyva, calificó la decisión como “un día histórico” y “trascendental para los espacios marítimos. Señalando que de no haberse logrado “habría sido un pésimo antecedente para toda la región”, por lo que se evitó “conflictos que podrían poner en riesgo la seguridad global”.

Y finalmente, quien no conocía de qué se trataba esta decisión, fue el excandidato presidencial, Rodolfo Hernández, pues sentenció que “no estoy enterado totalmente, total de que no puedo opinar de lo que no tengo conocimientos a fondo”.

“Queremos vivir con calidad y dignidad”: lideresa de San Andrés

El defensor del Pueblo, Carlos Camargo, recalcó que el rechazo de ese órgano judicial de las Naciones Unidas, a las solicitudes presentadas por Nicaragua, no solamente garantiza la seguridad jurídica del territorio colombiano, sino que favorece la toma de decisiones de política pública adecuadas para la protección de la comunidad raizal en San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

“Es un avance importante en la defensa de los derechos a la seguridad alimentaria, a través de la pesca, y a la conservación de la Reserva de Biósfera Seaflower, patrimonio de la humanidad y garantía de pervivencia de las especies que allí habitan”, dijo Camargo.

Además, remarcó que el fallo “garantiza también la libertad de tránsito dentro de su territorio ancestral”. E hizo un llamado al Gobierno para que adopte medidas que protejan la Reserva de Biósfera Seaflower. “Es importante reconocer que las instituciones internacionales toman decisiones basadas en el derecho y en la evidencia. Creemos en el multilateralismo para solucionar los conflictos entre los Estados”, puntualizó.

Por ello, aunque la sensación nacional es de alegría y júbilo, habitantes del archipiélago de San Andrés y Providencia, no solo se unieron al festejo sino también pidieron al Gobierno mayor presencia estatal e inversión en el territorio.

PUBLIMETRO habló en entrevista con Melania Francis, presidenta de la Asociación de Juntas Comunales de San Andrés, para conocer cuáles son las acciones que esperan del Estado de manera pronta y eficaz.

¿Cómo recibieron ustedes el fallo de La Haya?

Realmente es una muy buena noticia para el país porque no se pierde más área marítima, pero tampoco logramos recuperar ese espacio que teníamos en donde podíamos acceder a las áreas marítimas donde los recursos son más abundantes y de más fácil acceso y una calidad de producto, que favorecía el comercio de nuestro departamento.

Esto, ya que después del primer fallo de La Haya en 2012, nosotros vimos muy afectados a los pescadores, porque aunque se siguió con esta actividad -mayormente ejercida por raizales- la calidad del pescado no era la misma y hay ciertos productos que se consiguen es solo allá.

Entonces, esto también es una oportunidad para que se entre a negociar y se permita entre los dos países tener una área común que podamos utilizar para ayudar a que nuestros pescadores, nuestros navegantes, nuestra gente de mar, pueda optimizar y aprovechar los recursos marítimos.

¿Qué otras necesidades hace falta también que atienda el Estado en la Isla?

Los problemas de nuestro departamento son profundos. En este momento tenemos en la parte social un aumento en el consumo de la venta de sustancias psicoactivas. En cuanto a orden público, la percepción de inseguridad ha ido aumentando. No tenemos calidad en el servicio de salud porque no tenemos acceso a todas las especialidades que se requieren para poder atender la población. El acceso a los servicios públicos como el tanque de gas o energía que cada día aumenta de precio y los entes de control no funcionan.

Por lo tanto, esta es una oportunidad que se debe aprovechar para hacer un desarrollo integral a la comunidad del departamento. Efectivamente hemos tenido varias visitas desde el nivel central, pero requerimos que se inicie ya un plan de intervención, necesitamos empezar a ver resultados durante estos cuatro años.

Entonces el departamento necesita más que inversión turística

Sí, aunque gran porcentaje de la economía que se mueve acá es gracias al turismo, y el gobierno departamental ha hecho una inversión en carreteras terciarias y principales que se necesitaban, también hay que trabajar otros sectores que necesitan inversión para que haya desarrollo.

Uno de los más importantes es la inversión social, puesto que se necesita garantizar que las personas raizales que vivimos aquí, y que no tenemos a futuro donde ir a otro lugar, podamos vivir con calidad y dignidad.

Tras el fallo de La Haya, el ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, dijo desde San Andrés que defenderán como Gobierno el sea flower “para poder traer un turismo ecológico y las posibilidades de que esto sea un centro muy importante para la economía”.

El jefe de esa cartera, señaló también que desde el Ministerio cuentan con un presupuesto de 55 mil millones de pesos, para invertir en el hospital central de San Andrés. Asimismo, “tenemos 2.500 millones de pesos en dotación para el hospital de Providencia que está pronto a inaugurarse”.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos