Noticias

Hijo de Osama bin Laden contó las horribles experiencias con su padre

Omar Bin Laden contó cómo en su niñez, su padre le enseñó a manejar armas y cómo hacía experimentos químicos con sus mascotas

Omar bin Laden es el cuarto hijo del fallecido líder del grupo Al Qaeda, Osama bin Laden. Con 41 años, mira hacia atrás y cuenta las horribles experiencias que tuvo al lado de su padre, quien quería que fuera un terrorista como él, pero la violencia no era su meta. Ahora, disfruta sus pinceladas como un hábil pintor que se recrea sobre el lienzo rememorando la nostalgia de su niñez, pero también tratando de olvidar los traumas.

La historia, testimonio y vida de Omar como pintor la reseñó The Sun que publicó una entrevista con él y con su esposa Zaina bin Laden, de 67 años. La mujer es bisabuela y fue concejala parroquial en Moulton, Cheshire. A pesar de su diferencia de edad, expresan ser el uno para el otro.

Omar contó al referido que su padre le enseñaba a usar rifle de asalto AK-47 en campos de entrenamiento de terroristas y que probaba las armas químicas en sus queridas mascotas.

Recomendados

Relató que siendo un niño “vi” cuando hacían los experimentos con sus perros.

“Lo probaron con mis perros y no estaba contento”, contó, destacando que ahora “solo trato de olvidar todos los malos momentos tanto como puedo. Es muy difícil. Sufres todo el tiempo”.

Expresó al referido medio que él fue “una víctima más” de su padre yihadista Osama bin Laden y aseguró que ser su hijo es una sombra que lo perseguirá toda la vida.

El Elegido

Testificó que cuando tenía 15 años, su padre lo eligió para que lo acompañara en sus viajes a las montañas de Tora Bora en Afganistán, donde estuvo cinco años.

Allí aprendió a disparar un rifle Kalashnikov y a conducir un tanque ruso. Los macabros experimentos químicos con sus mascotas lo hicieron molestar y fue lo que le dio el impulso para salir de esa vida.

“Mi padre nunca me pidió que me uniera a al-Qaeda, pero me dijo que yo era el hijo elegido para continuar con su trabajo.. Se decepcionó cuando dije que no era adecuado para esa vida”, confesó a The Sun.

Cuando le preguntaron por qué cree que su padre lo eligió, respondió al referido medio que “no sé, tal vez porque yo era más inteligente, por eso estoy vivo hoy”.

“Todavía me juzgan”

Omar contó que se fue de Afganistán en el 2001, cinco meses antes del ataque a las Torres Gemelas en Nueva York, Estados Unidos.

“Me despedí y él (Osama bin Laden) se despidió.. Ya había tenido suficiente de ese mundo. No estaba feliz de que me fuera”, dijo.

No supo más de él hasta el 2011 cuando escuchó en las noticias que lo habían matado.

“Pensé que todo había terminado y que no voy a sufrir más, y me equivoqué, porque la gente todavía me juzga hoy”.

Pintor

The Sun presentó la gran faceta de pintor de Omar, a quien describió muy emocionado mientras dibujaba uno de sus cuadros. Sus obras las vende hasta en 8.500 libras esterlinas cada una.

“Mi tema favorito son las montañas después de vivir en Afganistán durante cinco años… Me dan una sensación de seguridad, como si fuera intocable”, manifestó, y aunque considera que muchos los juzgan por la vida que tuvo su padre, admite a The Sun que al momento de vender sus obras, “mi nombre me ha ayudado mucho”.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos