Noticias

“No me acuerdo de nada”: así escopolaminaron a hombre en Bogotá para robarle todo

Hasta la tarjeta de SITP se le llevó un sujeto que parecía completamente inofensivo. Ponga cuidado a esta modalidad criminal

Las modalidades de robo en la ciudad de Bogotá cada vez se vuelven más sofisticadas y la última tiene sorprendida a la ciudadanía, puesto que el hombre víctima esta vez narró todo lo sucedido. Ponga cuidado a su historia para que no le pase.

Bruno, es el nombre del ciudadano en redes sociales que contó como un hombre que se le acercó una noche y que parecía indefenso, terminó robándole absolutamente todo, hasta la tarjeta del SITP que podría utilizar para volver a casa luego de perder sus cosas.

Lea también: Así es el ‘Equipo Especial Multicrimen’ que anunció alcaldesa para combatir ola de crimen en Bogotá

Los hechos sucedieron el pasado sábado 1 de octubre, cuando Bruno salía de una discoteca en el sector de Chapinero de la capital, fue a un gasolinería porque ningún carro particular contestaba a su llamado para una carrera hacia su casa. Trató de pedir un taxi sobre la Carrera Séptima sin éxito, por lo cual se sentó para pedir otro carro en otra aplicación.

“Lo que sigue en la historia, lo recordé hasta anoche (domingo 2 de octubre) a las 10 de la noche. Antes no recordaba nada”, continuó con su relato. El hombre prosiguió el relato contando que el joven que se le acercó primero le pidió una llave para ‘echarse un pericazo’, o sea, consumir droga. Este joven, con rasgos de negro pero con tez morena clara, trenzas en el pelo, tapabocas y con acento costeño o venezolano (no es claro), lo fue envolviendo en un relato de su vida, mientras lo paseó por varios establecimientos comprando cosas.

El hombre contó que se confió porque lo vio como una persona inofensiva, a pesar de que nunca socializa ni confía en nadie. “Caminamos con las cervezas a una banca, ahí de una parada de bus, y ahí ya no me acuerdo de nada”, contó el hombre, que además señaló que le robó absolutamente todo y que a veces recuerda que esa noche sintió sacudones, también pudo haber viajado al interior de un carro, pero que realmente no se acuerda de mucho más luego de haber llegado a esa parada de bus.

También le puede interesar: Robos con escopolamina: la modalidad que está en aumento en Bogotá

“Es decir, no se confíen de nadie. No ayuden a nadie. No escuchen a nadie. Cagada tener que vivir así, pero es mejor a que, como me pasó a mí, haya perdido todas mis cosas. En este momento, no tengo celular, ni plata, ni tarjeta del SITP, pero al menos no me mataron”, complementó el relato el hombre, además de hacer una reflexión sobre lo devastador que es que se roben cosas materiales, así no te quiten la vida.

Estoy profundamente triste, muy triste. Pero aquí estoy. Y sí, no hay más: aquí estoy y no quedé con daño cognitivo ni nada. No tengo un peso para nada, pero estoy vivo. El consuelo del latinoamericano: estar vivo, para que tengas otra oportunidad de que te maten”, concluyó.

Los robos con escopolamina han venido aumentando en la ciudad de Bogotá. Según cifras de marzo de este año, las más actualizadas al respecto y publicadas por la Secretaría de Seguridad de Bogotá, este delito ha incrementado el 76% durante 2022.

Tags

Lo Último


Te recomendamos