Noticias

Descubren un nuevo método de detección de mentiras

Metro examina una nueva forma de detección que puede desenmascarar a los mentirosos con facilidad

Mentiroso

Hay muchas formas (e incluso dispositivos) para saber si alguien dice la verdad. Y un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido) descubrió que los investigadores que piden a un sospechoso que realice una tarea adicional mientras es interrogado tienen más posibilidades de desenmascarar a los mentirosos.

PUBLICIDAD

La investigación explicó que está bien documentado que mentir durante los interrogatorios consume más energía cognitiva que decir la verdad, por lo que la energía cerebral adicional necesaria para concentrarse en una tarea secundaria era especialmente difícil para los mentirosos.

“Las mentiras parecían menos plausibles que las verdades en nuestro experimento, sobre todo cuando los entrevistados también tenían que realizar una tarea secundaria y se les decía que esa tarea era importante”, explicó a Metro Aldert Vrij, diseñador del experimento que trabaja en el Departamento de Psicología de la Universidad de Portsmouth.

En este estudio, primero se pidió a los participantes que dieran su nivel de apoyo u oposición frente a diversos temas sociales que aparecían en las noticias. A continuación, se les asignó aleatoriamente una prueba de verdadero o falso y se les entrevistó sobre los tres temas que más les preocupaban.

A los que realizaron la tarea secundaria se les dio un número de matrícula de coche de siete dígitos y se les indicó que lo repitieran al entrevistador. A la mitad de ellos se les dio instrucciones adicionales de que si no podían recordar la matrícula del coche durante la entrevista, podrían pedirles que escribieran sus opiniones después de la entrevista.

Los resultados revelaron que las historias de los mentirosos parecían menos plausibles y claras que las de los que decían la verdad, especialmente cuando se les encomendaba la tarea secundaria y se les decía que era importante.

“El patrón de resultados sugiere que la introducción de tareas secundarias en una entrevista podría facilitar la detección de mentiras, pero dichas tareas deben introducirse con cuidado. Parece que una tarea secundaria sólo será eficaz si los que dicen mentiras no la descuidan”, concluyó Vrij.

PUBLICIDAD

“Nuestra investigación ha demostrado que las verdades y las mentiras pueden sonar igual de verosímiles siempre que los mentirosos tengan una buena oportunidad de pensar en lo que van a decir. Cuando la oportunidad de pensar es menor, las verdades suelen sonar más creíbles”.

—  Aldert Vrij, profesor del Departamento de Psicología de la Universidad de Portsmouth (Reino Unido).

164

personas participaron en el estudio.

¿Dónde podría aplicarse el nuevo método de detección de mentiras?

-En situaciones de amenaza de los informantes.

-Entrevistas a informantes.

-Entrevistas de seguridad.

Entrevista

Aldert Vrij, profesor del Departamento de Psicología de la Universidad de Portsmouth, Reino Unido

P: ¿Qué le inspiró a realizar este estudio?

- Hace unos 15 años empezamos a examinar los métodos de entrevista que burlan a los que mienten para que sea más fácil distinguirlos de los que dicen la verdad.

P: ¿En qué consiste el nuevo método de detección de mentiras?

- En distraer a los narradores dejándoles hacer dos tareas al mismo tiempo.

P: Cuéntenos los resultados

- Las opiniones de los narradores de mentiras son menos verosímiles que las de los que dicen la verdad, sobre todo si también tienen que recordar una matrícula. Sabemos que mentir (en este caso, inventarse una opinión) es más difícil que decir la verdad (dar una opinión sincera). Distraer a los narradores (en este caso, pidiéndoles que recuerden una matrícula) dificultará la narración de la opinión porque la atención de la gente está dividida. Esto afecta más a los que mienten que a los que dicen la verdad, porque, para empezar, decir la opinión es más difícil para los que mienten que para los que dicen la verdad.

Considere lo siguiente para explicar el principio: dos personas están en el gimnasio montando en bicicleta, pero una con mayor resistencia que la otra. ¿Cómo podemos hacer que la diferencia de velocidad entre los dos ciclistas sea mayor? Pidiéndoles que pedaleen más rápido. Eso afecta más a la persona con mayor resistencia.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags

Lo que debe saber


Lo Último