Noticias

En Barranquilla sí se habla de Char y Aida

La capital del Atlántico no es indiferente a las declaraciones de Merlano. Consultamos a académicos y periodistas que opinan sobre estas graves denuncias.

Las declaraciones de Aida Merlano ante la Corte Suprema y las diversas entrevistas entregadas a varios medios de comunicación de nuevo pusieron en la agenda pública, las presuntas pruebas y acusaciones que guardaba la exsenadora en su defensa desde Venezuela. El pasado fin de semana, estos testimonios cayeron como una bomba en algunos sectores políticos en Barranquilla. Sin embargo, aunque muchos señalan el mutismo de algunos medios, un sector se ha movido en redes para generar un debate en torno a las graves acusaciones que hace la exdirigente política.

Lo privado a lo público

Una de las críticas hacía la información revelada es hasta donde llega la línea que cruza lo público de lo privado a raíz del romance que salió a luz pública a través de chats y fotografías reveladas por Merlano y su relación con Álex Char.

“Quizás ahora lo más importante, desde el punto de vista periodístico, sea hacerle seguimiento a lo público y no perder el foco ni la brújula, porque siempre será más llamativo o morboso, como lo vimos este fin de semana, hablar del romance que salió a flote, pero las declaraciones de Merlano son clave porque desde hace dos años viene denunciando manejos irregulares de plata pública”, dijo a PUBLIMETRO, Tatiana Velásquez, quien ha investigado parte de la contratación pública entregada por los Char desde la Alcaldía de Barranquilla, primero como reportera de La Silla Vacía y ahora desde el medio que cofundó, La Contratopedia Caribe.

Lo mismo opina, el sociólogo y docente de la Universidad del Norte, Jair Vega. “El asunto con los temas políticos y de ciudad es que son temas públicos y que de alguna u otra manera deberían ser abiertos al debate y a ser analizados por todas las implicaciones que tienen. No se trata de juzgar personas o individuos sino que cómo son temas públicos, por las prioridades del gobierno, la inversión de los recursos y la transparencia electoral, son temas de ciudad, le tienen que preocupar a todo el mundo y son objeto de debate”.

Velásquez apunta que Merlano ha revelado secretos conocidos a voces en la Barranquilla política, donde la compra de votos en época electoral (como en otras capitales del país) es una práctica común que mantiene aceitadas a las maquinarias y familias políticas tradicionales en el Atlántico.

“Lo que denuncia Merlano a todos nos toca el bolsillo: está denunciando posibles hechos de corrupción cometidos con nuestros impuestos, con nuestros recursos públicos. El gran desafío, insisto, está en no desviarnos en este debate e investigar lo que está diciendo desde Venezuela. Nuestro rol como periodistas debe apuntar a contextualizar y a explicarle a la gente quiénes son los involucrados en esta trama”.

Medios silenciados

No obstante, pese a las denuncias, algunos medios locales de Barranquilla, no han hecho eco a las entrevistas de Merlano ni a las revelaciones lo que hace preguntar a algunos ¿por qué existe un mutismo en la ciudad?

“Las declaraciones de Aída Merlano son supremamente graves, sin olvidar que sobre ella recaen otra serie de acusaciones, ella forma parte de todo un entramado político y de un modelo que se ha impuesto en Barranquilla, no solo con la compra de votos sino con un grave tema de corrupción que se ha dado en la ciudad. Barranquilla es una gran historia silenciada”, afirma la periodista barranquillera Tatiana Escárraga.

Pero, pese a que algunos medios, no han publicado las denuncias de Merlano, otros nuevos medios están comenzando a hacer esa labor poco a poco.

“No todos los periodistas en Barranquilla estamos cortados por una misma tijera. Si bien es cierto que hay un discurso hegemónico, porque hay unos grandes medios que se alinean con la voz oficial y tienen mayor audiencia y trayectoria, ha quedado en evidencia con el escándalo Merlano que hay otros medios, más pequeños y quizás con menos alcance, que desde hace tiempo vienen investigando. La prueba está en que esas investigaciones periodísticas han permitido darle mayor contexto, recientemente, a las declaraciones de Merlano”, destaca Velásquez de La Contratopedia.

Para Vega, tanto los medios como los entes encargados ahora tienen la tarea de corroborar o no lo que afirma Merlano. “Ninguna opinión tiene que creerse ciegamente. Ni pensar que todo lo que afirma es verdad, o como se dice en algunos círculos, ella lo que tiene es una sed de venganza o por estar en Venezuela es una ficha de Maduro para afectar nuestras elecciones. Tenemos frente a eso dos opciones: o le echamos tierra y cerramos los ojos o los medios de comunicación, los entes de control, los organismos judiciales dicen: “vamos a indagar qué hay detrás de esas afirmaciones”. Lo mismo pasa con la ciudadanía que no puede ni juzgar a priori, ni tampoco ser condescendiente y taparse los ojos. Es necesario indagar y vigilar”.

Además otros aspectos que salen a relucir son el paternalismo que mantienen las instituciones públicas y empresas privadas con los medios de comunicación locales y la pauta comercial.

“Alrededor de clan Char y de Alex Char y Arturo Char se ha levantado un muro de silencio que tiene que ver con la dependencia que hay en Barranquilla con las administraciones políticas y con las empresas que manejan porque nadie quiere pone en peligro su trabajo o su familia y los medios al final terminan siendo dependientes de las pautas públicas”, afirma Escárraga,

“Hay algo preocupante que es el papel de los medios de comunicación tradicionales y de la prensa escrita y radio y lo ha revelado la FLIP con las relaciones que hay entre los medios de comunicación y la pauta publicitaria y eso lo que hace es disminuir esa ventana de información para el barranquillero, sin embargo en las redes sociales el debate ha alcanzado un nivel nacional”, detalla la politóloga Jess Manotas.

Este martes se abrirá un Space ciudadano, a las 8 p.m., en Twitter para discutir el tema, que ha sido convocado por influenciadores políticos locales quienes dialogarán sobre estas revelaciones.

Abogado de Char culpa a Petro

Por otra parte, en declaraciones para Caracol Radio Darío Bazzani, abogado de Alejandro Char, acusó al precandidato de la Colombia Humana como el supuesto responsable del escándalo que afronta su cliente tras las declaraciones de Aída Merlano desde Venezuela.

“Esto hace parte de una estrategia que no es nueva. Cuando Merlano apareció en Venezuela dio una entrevista donde narró un novelón en el que comprometió desde el presidente para abajo con un supuesto plan de asesinato, incluso ni entregó pruebas, todo con el fin de dañar a Arturo Char en el Senado. No lo logró y ahora volvió a aparecer por la candidatura de Alejandro Char. Es una estrategia ruin y sucia, que quiere pasar por encima de las personas y dañar familias con el fin de quitar votos”, dijo Bazzani en diálogo con Caracol Radio.

El abogado no dudó en señalar que el líder de la Colombia Humana estaría detrás de este presunto montaje en contra de la imagen de Álex Char.

“No sugiero; es clarísimo que Petro está detrás de esto. El Pacto Histórico está detrás de esto. Merlano ha afirmado que tiene la protección del régimen de Maduro. El abogado de ella está en las listas del Atlántico en el Pacto Histórico”, puntualizó en entrevista con Caracol Radio.

Por su parte, el precandidato a la presidencia de la República, Alex Char y su abogado anunciaron este lunes que entablará una denuncia por falso testimonio en contra de la excongresista.

El abogado Bazzani recordó que hace dos años que apareció por primera vez la exsenadora en una entrevista narrando una historia muy similar a la de este fin de semana, la familia Char interpuso una denuncia en contra de Merlano por injuria y calumnia.

“Vamos a adicionar en estos momentos por el delito de falso testimonio, y por los claros actos de obstrucción a la justicia que vienen de ciertos movimientos políticos que están tratando de utilizar los procesos judiciales con fines electorales dañando personas, porque no es posible. La política debe tener unas reglas serias, al electorado hay que respetarlo y a la institucionalidad hay que respetarlo, con la dignidad de las personas no se puede jugar con fines políticos”, concluyó el abogado.

En cifras:

La Procuraduría en 2020 destituyó e inhabilitó por 10 años a la excongresista Aida Merlano, del Partido Conservador, prófuga de la justicia y condenada por corrupción electoral quien no podrá ejercer cargos públicos en este periodo de tiempo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos