Noticias

“Estoy dispuesto a enfrentarme a los poderosos para construir igualdad, a enfrentar dificultades y a tomar decisiones así sean impopulares”: Enrique Peñalosa

Enrique Peñalosa es economista e historiador de Duke University, Estados Unidos; tiene maestría en Administración Pública de IAP de París, Francia; ha sido investigador, profesor, decano universitario, servidor público en varios cargos y dos veces alcalde de Bogotá. Esta es la segunda vez que busca llegar a la Casa de Nariño.

¿Por qué usted cree que es la mejor opción para Colombia?

Porque creo que es lo mismo que cuando se va a escoger a un gerente de una empresa, no es preguntarle qué es lo que va a hacer, sino qué es lo que ha hecho. Entonces, creo que si eso se hace podrá verse que soy el que más ha producido resultados que construyen igualdad y mejoran la vida de los ciudadanos.

Transmilenio sería el que más lo representa, ¿Cuáles son los otros resultados?

No solo hicimos Transmilenio, sino las ciclorrutas, las Bibliotecas de Bogotá, los colegios por concesión, entre otros; fue una gran cantidad de acciones. Lo cierto es que tengo la capacidad de hacer proyectos realidad. No de hablar. Fíjese que en las campañas parece que estuvieran escogiendo al mejor para echar carreta. Porque les preguntan: ‘¿Usted qué propone?’ Y, ‘¿Usted qué va a hacer?’ Entonces, obviamente el campeón de la carreta dice: ‘no pues yo voy a poner a tres astronautas colombianos en un cohete de fabricación nacional en Marte’. Además, después que dicen toda clase de mentiras y estupideces, la prensa nunca se las cobra.

Cuando yo competí con Gustavo Petro para la Alcaldía de Bogotá, él prometió en muchos foros que el iba a hacer 1000 jardines. Hizo solamente cinco, que ni siquiera estaban bien hechos dentro de unos contenedores, que ni siquiera tenían todos los servicios públicos. ¡Cinco! Y nunca nadie le cobró que hubiese dicho semejantes mentiras tan monumentales.

Entonces, lo que creo es que aquí de lo que se trata, más de hacer combate en lo que se promete, -cualquiera habla y promete-; es saber que ha tenido la capacidad de enfrentar dificultades, de construir igualdad, de hacer proyectos que mejoran la vida de la gente. Transmilenio sí es un símbolo muy importante, porque logra básicamente lo mismo que hace un metro a un costo que es 15 veces menor, porque construye igualdad, le da prioridad al transporte público sobre el transporte privado. Hizo posible que por primera vez los ciudadanos en silla de ruedas o con un coche de bebé pudieran acceder al transporte público. Hizo que los ciudadanos que iban en el transporte público vayan más rápido que los que van en carro particular.

¿Cómo se quiere destacar en medio de esta contienda electoral?

Cuando uno está escogiendo una campaña, uno lo que está escogiendo es una filosofía. Entonces, claramente lo que demuestro es que estoy dispuesto a enfrentarme a los poderosos para construir igualdad, a enfrentar dificultades y a tomar decisiones así sean impopulares; y tengo capacidad de gestión. Entonces, lo que se debería estar escogiendo en una campaña es: principios, integridad, capacidad de gestión y carácter. Porque carreta, cualquiera promete cualquier cosa.

Sin embargo, la gente sí espera conocer cuáles son esos planes que tendría para el país en caso de que usted sea el presidente…

Reducir radicalmente la pobreza, aumentar los empleos y los ingresos. La única manera de verdad de reducir la pobreza es tener más y mejores empleos, eso es con margen de acción. No existe ninguna otra solución, ninguna. Las personas ganan más en los países ricos porque hay más inversión. Si hay alguien que tiene a una persona que trabaja con un tractor, pues produce mucho más que uno que tiene un azadón, y es posible pagarle mucho más al que tiene el tractor que al que trabaja con el azadón. Eso es lo que se necesita, que haya más inversión en maquinaria, en fábricas, en computadores, etc. De nada sirve la educación para tener más ingresos si no hay inversión, porque ¿Qué saca alguien muy pilo, juicioso y educado, si no tiene oportunidad de trabajar?

La seguridad es necesaria para la vida civilizada y para que haya turismo, inversión y empleo. Nosotros en Bogotá logramos reducir la tasa de homicidios de 17 por 100.000 habitantes a 12 por 100.000 habitantes. Mientras que en otras ciudades aumentó.

Hay que hacer obras públicas, nosotros hemos hecho más obras que cualquier otro candidato, hospitales, colegios, metros, vías, programas de vivienda; en fin.

Por último hay otro tema, si hubiera tiempo, sería lograr que las niñas menores de 18 años no tengan hijos. Logramos reducirlo en la Alcaldía en 38%. También lograr reducción en la deserción escolar, que la gente lea más, que pinten más, que hagan más deporte, que podamos vivir mejor y que nos respetemos los unos a los otros.

¿Cómo sería la radiografía de la Colombia que recibiría si usted es presidente?

La primera característica de esa Colombia es que, primero, tenemos el déficit fiscal más grande que haya habido en la historia de Colombia por cuenta de la pandemia. Pero, por otro lado, hay un impulso en la economía importante. Hay muchos empresarios que han sacado recursos del país, este es un tema preocupante, la cantidad de colombianos que han adoptado residencia fiscal en el exterior, incluso, por lo que pueda pasar en las próximas elecciones.

Tenemos un problema de orden público que tiene que ver con el respaldo del Gobierno venezolano a grupos armados ilegales. Hay que tener relaciones con Venezuela, no porque pensemos que son buenas personas o buenos gobernantes, sino porque es mejor delimitar el conflicto y los daños que puedan venir a Colombia desde allá. Creo que tenemos un problema grande de pobreza después de la pandemia, que es indispensable atacar, pero que como digo, no es con subsidios, sino con crecimiento económico.

Vemos que usted podría tener el aval de Cambio Radical, ¿Qué nos puede contar?

No, yo todavía no he hablado de eso. Yo estoy consiguiendo firmas. He conversado con Cambio Radical, por supuesto, y con otros candidatos para hacer alguna coalición. En las dos veces que he sido elegido como alcalde, he sido elegido como independiente y he sido apoyado por partidos como Cambio Radical y el partido Conservador.

Durante el recorrido que ha hecho por el país, ¿Cuáles son las principales necesidades con las que se ha encontrado?

La seguridad, en todos los sectores quieren más policías. Algunos quieren obras, pero sobre todo quieren más empleo. Ahora bien, hay diferencias en las regiones. Hay regiones donde se siente más energía positiva y en otras, que están un poco deprimidas. En Bucaramanga, en los llanos, en Barranquilla, tienen energía positiva. Y otras, están muy angustiadas por el tema de la seguridad, como es el caso de Cali.

¿Cómo sería Colombia con usted como presidente?

Una Colombia más dinámica, más confiada en su futuro, con más claridad sobre su rumbo, sobre hacía a dónde debe ir y con más autoestima. Una Colombia en donde se va a valorar más a los que estudian, a los que trabajan.

¿Usted está a favor o en contra de la legalización de las drogas?

Por supuesto que esto es un tema internacional; pero, lo peor que le pasa a Colombia es esta ilegalidad de las drogas. Esta es la causa de los principales problemas del país y las políticas que se han aplicado no han servido. No solamente hace daño por la violencia, sino que financia grupos armados ilegales y genera grupos criminales de todo tipo. También sobrevaluación de la moneda, se cierran las empresas locales porque se lavan dólares del narcotráfico trayendo contrabando. Claramente lo ideal es una despenalización de las drogas, porque tener las drogas prohibidas no ha reducido para nada el consumo ni en Colombia ni en el exterior. Es como la prostitución, que no quisiéramos que hubiera, pero si va a haber, es mejor que sea legal y no ilegal.

Con respecto al aborto, ¿Cuál es su posición?

Igual, el hecho que el aborto sea prohibido solamente significa que las mujeres de estrato alto tienen abortos como quieren, cuando quieren y con todas las garantías de higiene y de un tratamiento medio sofisticado; y las pobres mueren infectadas por un aborto, por una aguja infectada. Lo ideal es que no hubiera. Yo acato la sentencia de la Corte Constitucional. Aquí no estamos hablando de la legalización del aborto sino de la legalización para mujeres pobres.

Tags

Lo Último


Te recomendamos