Noticias

La polémica se encendió por la rumba en Miami en la que estuvo a Daniel Quintero, alcalde de Medellín

Se trata de una parada que hizo el mandatario luego de viajar a Barcelona.

Se trata de una nueva polémica en la que está el mandatario local, debido a un viaje internacional que representó un costo de 25 millones de pesos en viáticos. La razón de las principales críticas es porque el viaje era a Barcelona y terminó en Miami.

El Concejo de Medellín no fue informado del paso que haría el mandatario por Miami, con recursos de la ciudad.

El mandatario asistió a la fiesta de inauguración de una tienda de Rigoberto Urán, en la que estuvo Carlos Vives cantando.

La polémica tuvo mayor auge en las redes sociales cuando se evidenció que dentro de los asistentes a la fiesta también estaba en el secretario de Gobierno, Esteban Restrepo.

Según Blu Radio, el concejal opositor, Alfredo Ramos, fue el que denunció el hecho, indicando que la solicitud presentada al Concejo fue para viajar a una misión oficial a Barcelona (España) para participar en el Smart City Expo con viáticos por 25 millones de pesos, del 15 al 20 de noviembre, como indica el documento aprobado.

Cuando teóricamente Quintero debería estar en Barcelona, se encuentra Quintero en Miami en una rumba entre otras cosas, en una fiesta, ni siquiera en una misión oficial, la pregunta es ¿por qué Daniel Quintero incumplió el permiso que le dio el Concejo?, entre otras se entregaron viáticos de parte de los ciudadanos de Medellín”, cuestionó Ramos.

La emisora indicó que el presidente del Concejo, Jaime Cuartas, y la vicepresidenta segunda, Aura Marley Arcila, desconocen si el alcalde podía o no viajar a otro lugar sin haberlo informado. Sin embargo, Ramos insistió que sí hay una irregularidad porque son gastos con recursos públicos.

Sin embargo, Quintero evidenció que sostuvo una reunión en Miami con Moishe Mana, inversionista creador de la transformación de Wyndwood en Miami, un sector deprimido de la ciudad que se convirtió en atractivo turístico por sus murales y vida nocturna.

La polémica se encendió por la rumba en Miami en la que estuvo a Daniel Quintero, alcalde de Medellín

Tags

Lo Último


Te recomendamos