Noticias

La enfermera que murió por Covid-19 y no aparece su cuerpo después de un año

Más de un año lleva esperando la familia de la enfermera Marilyn Pérez, que falleció el año pasado por Covid-19. Hoy, después de tanta espera, podría ser el día en que su familia vea una luz de esperanza para darle digna sepultura.

La enfermera falleció el pasado 6 de julio de 2020 en la Clínica El Prado en la ciudad de Barranquilla y su cuerpo fue entregado en un mal procedimiento a otra familia doliente, la cual la sepultó.

Hoy se realizará el reporte de la exhumación de unos restos que se cree que corresponden a la mujer, en el cementerio Jardines de la Eternidad de esa ciudad. La Fiscalía, después de 490 días, decidió hacer la exhumación de estos restos, que se desarrolló el día de ayer.

Se espera que el Instituto de Medicina Legal entregue el reporte oficial del caso este jueves y se aclare por fin la situación que ha tenido en la incertidumbre a la familia de Marilyn Pérez.

“Tenemos la esperanza que hoy encontremos su cuerpo para darle una digna sepultura”, dijo a El Tiempo Eliana Pérez, hermana de la enfermera, quien anunció que demandarían a la clínica y al cementerio por los perjuicios morales que han causado en la familia durante todo este tiempo.

La enfermera que murió por Covid-19 y no aparece su cuerpo después de un año

La familia inició una demanda por la cual se logró que, solo hasta esta semana, se realizara la exhumación de los restos que permitiría aclarar si son de Marilyn. “Por el tamaño de la bolsa parece que sea ella”, agregó la hermana de la enfermera.

Se conoce que Marilyn trabajaba en el Hospital 13 de Junio en el municipio de Soledad, Atlántico, tenía 50 años y murió por Covid-19 luego de presentar un cuadro de azúcar muy alto ya que era diabética. Fue necesaria una intervención por su estado de salud y días después presentó una neumonía severa, permaneció 10 días en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) hasta el 6 de julio, que falleció.

Sin embargo, su familia vivió una terrible situación cuando ese 6 de julio llegaron a la clínica y les dijeron que el cuerpo de la enfermera no aparecía en la morgue.

“El día que fuimos a recibir su cuerpo, la funeraria no tuvo respuesta por tres horas. El cuerpo no aparecía en la clínica y nadie nos daba razón de que había pasado, hasta que nos entró una llamada de la funeraria Los Olivos, la cual contratamos. Nos había dicho que mi mamá estaba sepultada en Jardines de la Eternidad y había sido entregada por error a otros familiares”, contó Katherine Hernández, hija de Marilyn.

De igual manera, se pudo conocer, por declaraciones del esposo de la enfermera, que este no había sido el único cuerpo que se había sepultado por error. Al parecer, habrían cuatro fallecidos en la misma situación, “solo que dos de ellos están extraviados, serían el de mi mamá y de otro señor”, contó Katherine.

Tags

Lo Último


Te recomendamos