Noticias

Desgarrador testimonio de patrullera que denunció abuso sexual de su comandante

El oficial fue relevado de su cargo.

El teniente coronel Fredy Leonardo Patiño, comandante operativo de la Policía de Atlántico, enfrenta una denuncia en la Fiscalía General de la Nación por presunto abuso sexual.

El oficial fue denunciado por una patrullera de la institución quien aseguró que su superior la había abusado y acosado sexualmente en varias ocasiones.

Así es como la pasada noche del viernes, la patrullera denunció que vivió otro presunto episodio de abuso, dentro del comando de la Policía de Atlántico, ubicado en el barrio Los Almendros del municipio de Soledad.

“Cuando entré a la oficina él estaba sentado a mano izquierda en una mesa redonda y allí me dijo que si me podía sentar en sus piernas. Allí se levantó, apagó la luz, cuando hace eso yo salí corriendo para el otro extremo de donde él estaba y me arrinconé a una pared, donde estaba el televisor. Allí empezó a tocarme, a besarme por el cuello y es cuando yo siento que tenía un olor a bebidas alcohólicas”, contó la oficial al portal Zona Cero.

La situación empeoró cuando el comandante no dejó a la uniformada salir de la oficina hasta que, al parecer, pudo satisfacer su deseo sexual, en contra la voluntad de su víctima, quien además siendo una niña también había sido abusada.

“Le decía que por favor que no me tocara, le decía que yo había vivido un episodio similar cuando era niña y que él, al hacerme eso, me revivía esa situación. No me dejó salir de la oficina, empezó a tocarse y a decirme palabras obscenas. Cuando yo llegué a la oficina ya él tenía la corredera un poco desabrochada, pero es normal que él anduviera así en su oficina. Se empezó a tocar hasta el momento en que eyaculó y cuando eso pasó y se iba para el baño me decía: váyase”, contó.

Visiblemente afectada y llorando la patrullera se desahogó con otro compañero quien le contó que no era la primera vez que el comandante abusaba de ella.

“Cuando salí de la oficina llorando me fui para el parqueadero del comando. Allí me senté en un muro, donde un señor intendente me encontró llorando y nerviosa. Me decía que le contara qué había pasado, que era mi amigo, que me iba ayudar. Yo le decía que me daba pena y en última le conté y decidí que no le iba a permitir más porque no era la primera vez que me lo hacía”, reveló.

El primer caso de acaso también ocurrió en la oficina del comandante.

“La primera vez fue una situación similar cuando estaban cuadrando un servicio de presidencia y quedamos solos en la oficina al mediodía porque yo le llevé la orden de servicio para que lo revisara y empezó a decirme que le tocara su genitales y desde ese día no quise ir más al comando. Le conté a mi esposo lo que había pasado, pero por no meterme en problemas y porque no fueran a tomar represalias o que me fueran a trasladar preferí quedarme callada, pero con lo de anoche se pasó”, dijo.

La uniformada apenas dio a conocer la denuncia informó que se han sentido apoyada y respaldada al activarse la ruta de violencia sexual al interior de la institución.

“He sentido el respaldo de la institución. Siento que no me han dejado sola mi coronel J2 (subcomandante de la Policía de Atlántico), mi coronel J1 (comandante de la Policía en Atlántico). Han estado en permanente comunicación conmigo”, afirmó.

En declaraciones para medios, el Mayor General Julio César González, comandante de la Regional Número 8 de Policía y que está a su cargo el comando de Policía de Atlántico, aseguró que “la institución rechaza con absoluta contundencia y total vehemencia cualquier acto de violencia que vulnera la integridad y la dignidad de las mujeres”.

“De manera inmediata, el oficial denunciado fue relevado de su cargo. Al mismo tiempo, la institución abrió una investigación disciplinaria con carácter prioritario para esclarecer cuanto antes estos hechos”, dijo el alto oficial.

En síntesis la Fiscalía quedó a cargo de la investigación.

Tags

Lo Último


Te recomendamos