Estilo de Vida

Los niveles de glucosa se pueden disminuir gracias al ajo

Una investigación asevera que su consumo es beneficioso para los diabéticos

No hace falta se especialistas en gastronomía para saber que el ajo es un alimento super nutritivo y con una diversidad de beneficios para la salud de los seres humanos. Rico en vitamina B, entre sus cualidades mejora la circulación sanguínea, es bueno para el hígado, protege el aparato digestivo, es excelente para los resfríos y afecciones pulmonares, reduce los niveles de colesterol y, además de sus múltiples propiedades antiinflamatorias, potencia el sistema inmunológico.

Ante todo, lo dicho, una nueva investigación publicado en la revista Diabetes, Metabolic Syndrome and Obesity, le sumó otro factor positivo al ajo al descubrir que su consumo diario en ayuno ayudaría a disminuir significativamente los niveles de glucosa en personas que padecen diabetes.

Características del ajo

Esta especie tradicional es capaz de combatir los procesos de inflamación, aunque el estudio advierte que su consumo en personas con problemas digestivos puede ser contraproducente ya que puede provocar irritación del tracto gastrointestinal, así lo determinó una publicación de la revista médica Journal of Medicinal Food.

El ajo posee un alto valor nutritivo y contiene muy pocas calorías. 28 gramos contienen 42 calorías, y mucha vitamina C, vitamina B6 y manganeso. Tomar un diente de ajo en ayunas puede sonar a remedio de abuela, pero desde la Fundación Española del Corazón (FEC) se recomienda incluir ajo en la dieta no solo para reducir el colesterol malo y proteger nuestro corazón, sino como remedio depurativo, antiséptico y antibacteriano.

Diabetes

Datos oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi tres millones de personas mayores de 18 años sufren de diabetes tipo 2 debido al sedentarismo, mala alimentación y el tabaquismo.

La diabetes tipo 2 es la forma más común: afecta al 90-95% de los casos. El resto tiene diabetes tipo 1, que suele diagnosticarse en los niños y los jóvenes, también conocida como insulinodependiente. A diferencia de la primera, se desconocen las razones que impiden que el cuerpo produzca suficiente insulina.

Además, la OMS reveló que, con el tiempo, la diabetes puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y el sistema nervioso. Según detallaron, los adultos con diabetes tienen un riesgo entre dos y tres veces mayor de sufrir un infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular (ACV).

Tags

Lo Último


Te recomendamos