Estilo de Vida

¡Libérate bailando! El mejor ejercicio psicoemocional

Bailar permite liberar tensiones físicas y expresar las emociones.

Moverse al ritmo de la música es una acto natural e instintivo. La música es energía, y sus vibraciones estimulan nuestros órganos y sentidos, impulsándolos a seguirlas con el cuerpo, además de que actúan sobre nuestro ánimo, provocando diversas emociones.

Se podría decir que las personas se mueven al son de la música igual que lloran cuando están tristes o ríen y se abrazan cuando se sienten felices, ya que bailar es una forma de expresión que, al igual que el llanto o las muestras espontáneas de afecto, permite dar rienda suelta a las emociones y soltar el cuerpo, es decir, liberarse de las tensiones físicas y anímicas.

Una actividad completa

De acuerdo a la publicación Cuerpo Mente, “ninguna otra actividad física es tan completa como el baile, ya que constituye un trabajo aeróbico (de resistencia) que mejora la oxigenación del corazón y los pulmones, lo que favorece la salud cardiovascular, ayuda a eliminar toxinas, tonifica los músculos a la vez que los estira y reduce el nivel de estrés”.

“Pero, además, y en un nivel de trabajo más profundo, al compás de la música afloran las emociones ocultas que poco a poco consiguen integrarse y aceptarse como aprendizajes aprobados en la vida. Por ello, al final del baile el cuerpo parece más ligero y nos sentimos más cómodo”, agregan en el citado medio.

Una manera de socializar

Por si fuera poco, el baile permite entablar relaciones sociales al practicarse, de forma habitual, con otras personas y es divertido: el tiempo pasa mucho más rápido en una hora de baile que, por ejemplo, en una hora de gimnasia.

En la actualidad la mayoría de los gimnasios tiene clases de baile en las cuales los ritmos movidos y alegres predominan. Salsa, merengue y reggaetón son los favoritos de los asistentes.

Tags

Lo Último


Te recomendamos