Estilo de Vida

¿Algunos alimentos causan dolor de cabeza o los dolores incitan comer?

Un nuevo estudio determinó que puede ser todo lo contrario de lo que se creía

Dependiendo de cada persona, distintas pueden ser las causas para que se generen incómodos episodios y etapas de dolores de cabeza. Mal día laboral o personal, estrés, consumo de alcohol, falta de alimentación o algunas comidas son muchas veces los botones para activar el malestar cerebral.

Dolor de cabeza y migrañas

A diferencia de los dolores de cabeza más frecuentes de tipo tensional, los dolores de cabeza por migraña son mucho más debilitantes. Las personas con migraña tienen episodios recurrentes de dolores moderados o severos, a menudo acompañados de síntomas como náuseas o sensibilidad a la luz, que pueden interferir con las actividades normales y muchas personas no se dan cuenta de que los dolores de cabeza que tienen son en realidad migrañas.

Saltarse las comidas y el ayuno también son desencadenantes de migraña comúnmente reportados, por lo que se aconseja ingerir comidas regulares y nutritivas, además de dormir lo suficiente, hacer ejercicio regularmente y controlar el estrés.

Asociación entre alimentación y dolores de cabeza

Informes publicados en 2018, concluyeron que casi el 30 por ciento de los pacientes informaron que ciertos alimentos o hábitos alimenticios desencadenaron sus dolores de cabeza.

Ahora, una reciente investigación de Peter Goadsby, profesor de neurología en el King’s College de Londres y la Universidad de California, Los Ángeles, indicó que lo más probable es que no sean los alimentos los que causan migrañas, sino que son las migrañas las que hacen que las personas coman ciertos alimentos. Y la evidencia de esta explicación contraintuitiva puede estar en el cerebro.

“Durante la etapa inicial de un ataque de migraña, llamada fase premonitoria, que puede comenzar unas horas o días antes de que llegue la fase de dolor de cabeza, las personas pueden experimentar síntomas como fatiga, niebla cerebral, cambios de humor, sensibilidad a la luz, rigidez muscular, bostezos y aumento de la micción”, declara Goadsby.

Tags

Lo Último


Te recomendamos