Estilo de Vida

Estudio: El tiempo que pasan los astronautas en el espacio cambia la estructura de sus cerebros

La investigación se basta es astronautas que visitaron la ISS.

Una investigación publicada en la revista Scientific Reports detalla un estudio que determinó que el tiempo que pasan los astronautas en el espacio cambia la estructura de sus cerebros.

El análisis se basa en cambios en los cerebros de los cosmonautas que visitaron la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), con partes del cerebro llamadas espacios perivasculares que se expanden en volumen.

Este nuevo estudio analiza cómo cambió el espacio alrededor de los vasos sanguíneos en el cerebro, que está lleno de líquido, en 15 astronautas.

Los investigadores observaron sus cerebros antes de ir al espacio utilizando imágenes de resonancia magnética (MRI), luego, después de que los astronautas permanecieron en la ISS durante meses, observaron sus cerebros nuevamente a intervalos de un mes, dos meses, y seis meses después de que regresaron a la Tierra.

Resultados del estudio

Los investigadores encontraron que estos espacios llenos de líquido en el cerebro, llamados espacios perivasculares, se hicieron más grandes en los astronautas que fueron a la Estación Espacial por primera vez.

Sin embargo, los cosmonautas que ya habían estado en el espacio y habían estado en la ISS para otra misión no mostraron ningún cambio. Eso sugiere que los astronautas pueden adaptarse al espacio, según el autor principal Juan Piantino.

Los astronautas experimentados pueden haber alcanzado algún tipo de homeostasis”, dijo Piantino en un comunicado.

Aunque los cambios en el cerebro pueden sonar dramáticos o alarmantes, los astronautas no mostraron ningún problema con el equilibrio o la memoria visual, por lo que no hay razón para pensar que estén sufriendo problemas debido a estos cambios.

Es probable que los cambios surjan de la falta de gravedad, lo que significa que los fluidos tienden a acumularse en la parte superior del cuerpo durante estancias prolongadas en el espacio. Esto es lo que les da a los astronautas una apariencia de “cara hinchada” y lo que puede ser responsable del empeoramiento de la visión que experimentan muchos astronautas, como explica Digital Trends en su informe.

Piantino añadió: “Todos nos adaptamos para usar la gravedad a nuestro favor. La naturaleza no puso nuestros cerebros en nuestros pies, los puso en lo alto. Una vez que eliminas la gravedad de la ecuación, ¿qué le hace eso a la fisiología humana?”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos