Estilo de Vida

¿Cómo entrenar nuestro cerebro en la felicidad? Según la neurociencia

Aquí te contamos cómo con prácticas sencillas puedes ayudarte a ser feliz.

Antes de conocer cómo podemos, de cierta forma, programar nuestra mente para tener una vida más feliz, sin tanto sufrimiento, es importante conocer el significado del término Neurociencia.

De acuerdo a lo señalado por la Fundación Innovación Bankinter, “es la ciencia que se ocupa del sistema nervioso y de cada uno de sus diversos aspectos y funciones especializadas. Ésta surge con el objetivo de comprender el funcionamiento y la estructura del sistema nervioso desde distintas aproximaciones, mediante metodologías y técnicas diversas”.

Su papel en la salud mental

Según la Organización Mundial de la Salud hay más de 300 millones de personas que sufren depresión en el mundo y 260 millones que sufren ansiedad. Estas son las dos afecciones de salud mental más extendidas en el mundo, pero no las únicas ni las más dramáticas”.

Estos trastornos suponen un reto para la sociedad y son motivo de estudio de la neurociencia para conocer cómo afectan al cerebro y la dificultad para encontrar una cura o avances significativos en sus tratamientos.

Claves para entrenar un cerebro feliz

Según la Neurocientífica Nazareth Castellanos referida por el Portal Telva, estas son algunas recomendaciones que nos pueden ayudar a programar nuestra mente:

  • Corrige la postura a lo largo del día

El cerebro interpreta todo lo que sucede en tu organismo, y cuando vamos encorvados nos fijamos más en las cosas negativas que en las positivas.

  • Cultiva la amabilidad y la generosidad

La amabilidad hacia nosotros mismos es una de las actitudes más transformadoras del cerebro.

  • Elige bien a las personas con las que te relacionas

Los cerebros y corazones se contagian, por lo que prestar atención a una persona o situación negativa deja secuelas de varias horas en ti

  • Vive con atención plena tu presente

No hacerlo es una de las mayores fuentes de insatisfacción vital. Nuestro tiempo necesita de una oda a la lentitud.

  • Practicar la meditación regularmente

La observación ecuánime y amable de nuestros pensamientos y emociones nos facilita su regulación y refuerza las estructuras cerebrales más importantes.

  • Come sano

Gracias a la conexión entre el cerebro y el intestino, la dieta puede ser un fuerte regulador del estado de ánimo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos