Estilo de Vida

Contracturas musculares por estrés ¿Qué hacer cuando aparecen?

Cuando no controlamos las preocupaciones que se nos presentan en el día a día, nuestros músculos pueden encogerse involuntariamente.

Cada día podemos atravesar una serie de dificultades, ya sean económicas, de salud, de relaciones familiares o amorosas. Para muchos la vida parece una carrera de obstáculos.

Pues estas dificultades no pasan desapercibidas por nuestro organismo y hacen que éste nos pase factura con la aparición de enfermedades o de muchas condiciones no deseadas como las contracciones musculares.

Pero… ¿Qué es una contractura muscular?

De acuerdo al Portal Nutricioni, “una contractura muscular es una contracción o encogimiento involuntario de algún músculo de nuestro cuerpo”.

“Ésta va acompañada de un fuerte dolor, y se presenta cuando el músculo no realiza un esfuerzo de la manera correcta, el cual puede quedar rígido o tenso, ya sea por unos instantes o por un espacio de tiempo”.

Así como el estrés, una mala postura, encogimiento de pies y dedos, o sencillamente un mal movimiento brusco puede terminar en una contractura muscular.

Tratamientos para contracturas musculares por estrés

  • Ir a consulta con un orientador, psicólogo o psiquiatra podría ayudar a liberar la mente y también el cuerpo.
  • Asistir al fisioterapeuta para realización guiada de movimientos y para masajes.
  • Tomar los medicamentos que sugiera el especialista como relajantes musculares.
  • Practicar ejercicios de respiración para relajar los “nudos” que se nos forman en los músculos.
  • Hacer estiramientos y actividades en el agua.
  • Darse un relajante baño de sales, procurando que el agua esté caliente.
  • Aplicar calor en los músculos utilizando una fomentera eléctrica.
  • Tomar magnesio en su forma líquida pudiera relajar tus tejidos musculares. Sólo se recomiendan una o dos cucharadas en el día, no se debe tomar durante mucho tiempo. Siempre lo ideal es consultarlo con su médico.
  • La acupuntura es otro método o tratamiento que se suele utilizar cuando las contracturas musculares aparecen. Ésta permite liberar sustancias neuroquímicas, como endorfinas amortiguadoras de dolor e inflamación.
Tags

Lo Último


Te recomendamos