Estilo de Vida

Así sería “Betty la Fea” si fuera una influencer cool y centennial

Letty y Nico. En 1999, la protagonista más famosa de las telenovelas era una marginada. Hoy es un icono de culto y así sería en redes sociales.

“Yo soy Betty, la fea” (1999-2001) es, sin temor a la megalomanía, la mejor telenovela de la historia, porque lo dice el mismo récord Guinness desde 2010.

El cuento donde la princesa se salva a sí misma y llega a heredar un reino por sus habilidades estuvo protagonizado por Beatriz Pinzón Solano (Ana María Orozco): una mujer rechazada por su apariencia, que en la empresa de moda Ecomoda llega a enamorar a su jefe, Armando Mendoza (Jorge Enrique Abello) y a ser –gracias a su inteligencia, ternura y honestidad– quien salva a su empresa y al antiguo presidente de su empresa.

Tanto éxito tuvo, que la novela fue transmitida en más de 100 países, doblada a 15 idiomas y adaptada 22 veces, siendo “Ugly Betty”, su versión americana.

—   Adolfo Moncada, “Nico”.

Y si bien en los años 90 Betty y su mejor amigo, Nicolás Mora (Mario Duarte), eran marginados por ser los típicos “nerds”, en tiempos mucho más woke lo digital y lo cultural se han rendido a sus pies: con la retransmisión de la telenovela en algunos países del mundo en cuarentenas (y estando de puntera en Netflix Latinoamérica a pesar de El Juego del Calamar) ahora es un ícono que da para memes, escenas y en Youtube tienen más de un millón de reproducciones.

Y sobre todo, Betty y Nicolás han encontrado adeptos por una estética que de alguna manera ha sido vendida como cool desde 2006 por casas como Prada y adaptada por los titkoteros como una nueva reinvención de los 90.

Pero hay una pareja de actores profesionales de Cali, Colombia: Jeimy Ojeda y Adolfo Moncada, que recrean a la pareja como si estuviese en esta época, con todo el trato que se merece y como la pareja cool que realmente son.

Letty y Nico (@lettyynico), un homenaje a la amistad más entrañable de “Betty”, ya tiene su espacio en TikTok, con 1.2 millones de seguidores y más de 7 millones de likes. Allí generan videos con las tendencias del momento (y realmente Letty baila como Betty) y también divertidos sketches independientes o con partes de la novela.

Metro habló con ambos sobre su contenido, que nació de llevar los personajes a una empresa y pasó al ámbito digital desde 2020.

P: ¿Cómo crearon a Letty y a Nico?

Adolfo: uno como intérprete siempre está en búsqueda de personajes y situaciones que enriquecen y nos dimos cuenta de que a través de ellos podíamos decir cosas a nivel personal y profesional. Así que nos preguntamos cómo se verían en redes sociales, y pensando en qué temáticas podrían abordar sin dejar de homenajear y referenciar a los personajes.

Jeimy: además son personajes muy queridos para muchas personas. Y se consideraban “diferentes”, porque se consideraban feos, porque nadie quería tener una relación con ellos. Y en el mundo digital muchas personas sienten que no encajan, pero también es para mostrar que se puede respetar la diferencia desde donde estamos.

–Los looks de Letty y Nico son bastante complejos. ¿Cómo los crean?

Adolfo: sí, es una caracterización compleja. Toca interpretar, analizar, estudiarlos un montón. Al comienzo buscamos con la familia.

Jeimy: y luego sí fuimos a las secciones de adultos, también en pulgueros y centros comerciales. Ahora ya alguien nos hace los trajes, específicamente para recrear los looks de Betty y Nicolás con mayor exactitud. También hacía el peinado característico de Betty con mi cabello, pero con el gel se tornó irritante, por lo que ahora tengo una extensión especial para este tipo de cosas. También, con los frenos, fue otro problema. En la vida real no tengo.

Pero mi odontóloga es mecánica dental, y crearon unos de quitar y poner. Y quedaron perfectos. Son retenedores con brackets, que me quito y pongo. Y nos demoramos bastante en vestirnos. Todo tiene su “proceso de”.

P: Ahora, ¿cómo hacen los videos?

Jeimy: es una tarea de mucha constancia, en las redes, ya que  tus seguidores están ahí, les gustó algo de tu contenido y quieren seguir viéndote. Y no todo el día estamos metidos en personaje, por lo que se nos ocurren depende de los temas. Siempre hacemos una reunión semanal para plantear qué haremos,  y a partir de ello desarrollamos un guión para una idea. Hay otros que son más rápidos, como las tendencias con una canción o coreografía. Primero lo ensayamos sin vestuario, y a veces nos tomamos un día entero ensayando.  Y la grabamos mucho antes de que salga. Y las ideas nacen de “ellos” también. Cómo serían ellos en.

Adolfo: exacto, siempre confrontamos a los personajes con las situaciones. A veces se nos ocurren ideas graciosas, pero nos saldríamos fuera de los personajes. Y también salen ideas brillantes, hacemos guión, y preparamos todo para que no sea tan compleja la grabación y la edición.

P: ¿Por qué creen que Beatriz Pinzón Solano y Nicolás Mora son ahora íconos culturales?

Adolfo: la telenovela  fue un éxito abrumador en su momento. La que puntea ahora es la original. Y hay situaciones sociales que aún funcionan como reflejo. Hay personajes interesantes y divertidos, casi como los que veía uno en la comedia del arte, tipo Chaplin o Cantinflas. Y uno puede hablar de ellos.

Es muy interesante porque la construcción permitió que se crearan personajes fuertes . Y verlos es un placer. Ahí se configuraron muchas cosas, y también, las escenas de Beatriz y Nicolás son clásicos y se volvieron memes y virales y eso prueba su gran construcción.

Jeimy: además, Nicolás me fascina. Es muy divertido, ocurrente, y como amigos, Betty y él se apoyan. Con Letty y Nico es igual, son amigos, se acompañan. Y la gente genera empatía con estos personajes y esto pasa en esta generación, y por eso los quieren mucho. Y esa novela es muy bien actuada y mueve fibras. Por eso es tan relevante aún.

Tags

Lo Último


Te recomendamos