Entretenimiento

Por esto es que se decidió evitar el exceso de escenas de sexo en “Bridgerton 2″

La segunda temporada ha dado mucho de qué hablar

Bridgerton está de vuelta, con todo el romance, drama e intriga que lo caracteriza. Pero si algo ha llamado la atención es que la segunda temporada ha dejado de mostrar un exceso de escenas eróticas como sucedió en la primera.

El resultado es una temporada que probablemente deleitará a los espectadores nuevos y recurrentes de Bridgerton, pero puede decepcionar a los fanáticos de la novela original.

La segunda temporada se aleja de las pasiones tórridas detalladas por la propia autora, Julia Quinn, en las novelas y recurre más a un ambiente cinematográfico al estilo de Jane Austen, más lento y por momentos plano.

Sin embargo, esto también ha traído la oportundad de un desarrollo de personajes más rico e interesante y más oportunidades de brillar para la pareja principal: el hijo mayor, Anthony Bridgerton (Jonathan Bailey) y su feroz némesis Kate Sharma (Simone Ashley).

Aunque todavía se centra en un romance y presenta algunos momentos candentes, la temporada 2 de Bridgerton tiene muchas menos escenas de sexo que la temporada 1 y es por una buena razón.

“Bridgerton” adquirió gran popularidad en Netflix desde su lanzamiento en 2019 gracias a su ambientación de época, romance, personajes bien escritos, diseño de producción y vestuario impecable. Si bien las escenas de sexo se quedaron en el pensamiento de todos, en la nueva historia no es un factor tan importante.

Cabe recordar que en la primera entrega, había mucho deseo sexualentre Daphne (Phoebe Dynevor) y Simon Basset (Regé-Jean Page) y es que en la novela estaba descrito que se entregaban profundamente a esas pasiones. De hecho, se hace hincapié en que Daphne aprenió sobre el sexo mientras acompañaba al duque, la pareja creció junta y se descubrió el uno al otro de una manera muy física.

Una de las líneas clave de Daphne en la temporada 1, donde le dice a Simon “Me quemo por ti”, se refiere a ese fuego que ahí entre ambos y que los lleva a ceder a la lujuria.

En contraste, el romance de Anthony y Kate está más definido por la tensión sexual; todo es deliberadamente más lento y no tan instantáneo como sus predecesores ya que deben darse cuenta exactamente de lo que sienten y lo que quieren.

Muchos fanáticos soñaron con que la historia de amor de Anthony y Kate se hiciera realidad desde que se publicó el libro “El vizconde que me amó”, por primera vez hace más de 20 años el libro.

Por supuesto, el hecho de que la temporada 2 tenga menos sexo no significa que sea menos sexy. Hay mucha tensión, con escenas en las que Anthony y Kate están cerca de intimar el uno con el otro incluso cuando juran disgustarse mutuamente. Los toques cercanos, el contacto accidental y las miradas furtivas encienden tanto la pasión en el espectador como si fuese una escena más explícita.

Otro de los cambios importantes en la serie es que también se enfocaron en ampliar las historias de fondo de otros personajes como no sucede en los libros, lo que hace que todos encuentren con quién identificarse o concentrarse más.

También hay escenas completamente nuevas como la carrera de Kate con Anthony al comienz, así como el momento en que casi se besan mientras cazan.

Tags

Lo Último


Te recomendamos