Entretenimiento

Los Toreros Muertos: “Nosotros vamos gratis a Colombia, los amamos”

‘Los Toreros’ han atravesado la barrera de las generaciones, asegurando que el mejor conservante tienen es, en definitiva, el sentido del humor.

Durante más de 35 años una de las agrupaciones que más ha dado de qué hablar con sus polémicas y divertidas letras son Los Toreros Muertos. La banda liderada por Pablo Carbonell es gratamente recordada gracias a canciones como Mi agüita amarilla, Pilar o Yo no me llamo Javier.

De cualquier manera, ‘Los Toreros’ han atravesado la barrera de las generaciones, asegurando que el mejor conservante tienen es, en definitiva, el sentido del humor.

Y es que sí, la letra de las canciones es uno de los puntos que más ha llamado la atención en cada uno de los álbumes pues la ironía, el sarcasmo e incluso la burla a ciertas tendencias de parte de los grupos son el pan de cada día.

“Las letras siempre las escribía yo… yo me fijaba en ideas que ya existían. Por ejemplo, la inspiración de ‘mi agüita amarilla’ es que escuché un grupo que me parecía que hacía música ‘acuática’ y pensé “¿cómo me voy a reír de la música acuática?” Ah, pues por el viaje de mis aguas menores”, contó para PUBLIMETRO Pablo Carbonell, vocalista de la agrupación, refiriéndose a la primera canción que escribió para el grupo.

“También es una burla para aquellos artistas que en su discurso dicen que lo entregan todo, que la verdad son generosos y buenos. La verdad yo disfruto cantándola aunque no me sienta orgulloso de aceptarlo, es una burla a los otros grupos. Y que me perdonen porque la verdad disfruto de toda la música y me hace la vida mucho más llevadera.”

Tras sus más de tres décadas de carrera, la agrupación define sus inicios como una ‘antibanda’, una banda que se burla de las otras bandas. Posteriormente iniciaron su proceso para convertirse en un grupo real y hacer otro tipo de composiciones.

“Después de un tiempo, me aburrí de reírme de las demás personas y quise buscar al poeta que llevo dentro. Más adelante me di cuenta que no existe ningún poeta, sigo siendo el mismo payaso de toda la vida”, señala Carbonell al hablar de la larga trayectoria y evolución de su grupo.

Su última visita a Colombia fue en compañía de la agrupación chilena Los Prisioneros en el año 2018, desde ese momento debido a diferentes compromisos e incluso, el inicio de la pandemia, la confirmación de una nueva cita se ha postergado durante un poco más de tres años. Sin embargo los colombianos tendremos la posibilidad de volver a contagiarnos con toda su energía el 11 de diciembre en el Festival Cassette que tendrá lugar en el Centro de Eventos Autopista Norte junto a grandes nombres como Aleks Syntek, Paulina Rubio o Aterciopelados para vivir toda una experiencia de los años 80 y 90.

Así que es el momento de aprovechar y tener un viaje al pasado con la mejor experiencia de un festival y así, junto a grandes nombres “devolver el cassette.” Puede adquirir sus boletas ingresando a la página web de Tu Boleta.

Tags

Lo Último


Te recomendamos