Entretenimiento

Will Smith da una lección de fortaleza para sanar las heridas del pasado

A pesar de ser víctima de violencia familiar, el actor ha aprendido a sobrellevar las heridas y triunfar

En un extracto publicado por la revista People, Will Smith escribió una revelación impactante sobre su padre y la violencia familiar que vivió con él: “Mi padre era violento, pero también estaba en todos los juegos, partidos y recitales. Era alcohólico, pero estaba sobrio en cada estreno de cada una de mis películas“.

Añadió: “El mismo perfeccionismo intenso que aterrorizó a mi familia puso comida en la mesa todas las noches de mi vida”.

En su libro de memorias, Smith cuenta una historia sobre un hecho ocurrido cuando tenía 9 años que lo marcó de por vida. Él había visto a su padre golpear a su madre en el costado de la cabeza “con tanta fuerza que se derrumbó”.

“La vi escupir sangre”, escribe. “Ese momento en esa habitación, probablemente más que cualquier otro momento de mi vida, ha definido quién soy”.

El padre de Will falleció en 2016, 16 años después de que los padres de Smith se divorciaran. A pesar de que él mismo cuidó de su padre cuando estaba enfermo, admite que el incidente lo persiguió incluso hasta ahora.

“Cuando era niño, siempre me había dicho a mí mismo que algún día vengaría a mi madre. Que cuando fuera lo suficientemente grande, cuando fuera lo suficientemente fuerte, cuando ya no fuera un cobarde, lo mataría “, escribió.

Sanar las heridas del pasado es un proceso que toma tiempo

El actor también reveló que un día estaba cerca de las escaleras y cuando vio a su padre pasar, pensó en empujarlo como venganza de lo que le había hecho a su madre.

“Podría empujarlo hacia abajo y salirme con la mía fácilmente”, escribe. “A medida que las décadas de dolor, ira y resentimiento pasaron y luego retrocedieron, negué con la cabeza y procedí a llevar a Daddio al baño”.

—  Will Smith

El dolor deja una marca permanente, un tatuaje que parece no desaparecer nunca. Algunos pueden llamar a estos “recuerdos”, mientras que otros pueden referirse a ellos como “pesadillas” o “fantasmas del pasado” que han definido lo que son hoy.

Todos tenemos situaciones que nos persiguen, asuntos que dejamos pendientes o heridas que no hemos sanado. Quizá nos acostumbramos a ello, aprendemos a no caer y seguimos con nuestra vida de la mejor forma posible.

Pero a veces terminan por afectar nuestras relaciones o incluso otras áreas profesionales de nuestra vida. Las situaciones de rechazo, de abandono, de humillación y violencia física o emocional hacen que creamos que somos insuficientes o indignos de recibir cariño. También podemos crecer generando mecanismos de defensa que nos aislen.

La realidad es que por más difícil que parezca, siempre se puede sanar

Will siempre se ha mostrado como un hombre fuerte. Nadie jamás habría imaginado aquel terror que vivió a tan temprana edad.

Hoy, Will es considerado una de las figuras más importantes de la industria por su trabajo como actor, rapero y productor musical y cinematográfico. Ha sido nominado a cuatro Premios Globo de Oro y a dos Premios Oscar, mientras que ha sido acreedor de cuatro Premios Grammy.

Si algo nos enseña con una historia tan personal es que si has pasado por una situación difícil y vives aún con el dolor y temor, debes ser paciente contigo misma. Estas heridas pueden desarrollar emociones fuera de control, desesperanza, mecanismos de defensa y percepciones distorsionadas que son difíciles de dejar ir.

Se necesitará tiempo y trabajo duro para dejar ir estos sentimientos pero debes saber que no estás sola y que es muy válido (y necesario) pedir ayuda. Respeta tu progreso y celebra los pequeños avances. Eventualmente podrás ganar la batalla para sanar. Cada quien libra sus propias batallas y aprende a doman sus demonios.

Tags

Lo Último


Te recomendamos