Deportes

Así se roban el fútbol en Colombia

Jorge Antonio Gallego Loaiza denuncia y explica un entramado de corrupción que deja muy mal parada a la organización del fútbol en el país.

Fútbol aficionado en Colombia
Fútbol aficionado en Colombia (Juan Tuto Cardona)

Soy Jorge Antonio Gallego Loaiza, periodista y gestor cultural. Me conocen en los medios deportivos y culturales como Terry Gallego. Desde el mes de mayo de 2021, le colocamos la lupa a presuntos actos de corrupción, cometidos por dirigentes en la Liga de Fútbol de Nariño, dependiente de la Difútbol que dirige Alvaro González Alzate. La evolución de estos hallazgos comenzó con manejos irregulares en términos disciplinarios, y ha llegado hasta la desaparición de millonarios fondos de la USAID destinados a las comunidades vulnerables del departamento, la falsificación de documentos y conflictos de intereses que no han sido controlados por el Ministerio del Deporte. Esta es la historia.

PUBLICIDAD

Todo comenzó cuando un solo miembro de la Comisión Disciplinaria de la Liga de Fútbol de Nariño, sancionó al profesor Javier Escobar, presidente del Club Javeriano, como también sancionó al club. El malhabido presidente de La Liga en ese entonces, Raúl Andrés González, en una muestra de retaliación, porque el dignatario del Club Javeriano no tragaba entero, buscó que su compinche, el abogado Mauricio Yandar, a título de Comisión Disciplinaria, generara el documento de sanción.

La normatividad en Colombia exige que las comisiones disciplinarias deben estar integradas por tres personas. El Código Disciplinario Único de La Federación Colombiana de Fútbol establece que, para integrar la comisión disciplinaria, debe ser abogado titulado y residir en la ciudad sede de La Liga.

En asamblea de clubes de La Liga, se eligieron para Comisión Disciplinaria a Mauricio Yandar, abogado, y a Claudia Lorena Cuasquer, no abogada y residente en la ciudad de Ipiales. No hubo un tercer miembro. Lastimosamente, el profesor Escobar desconocía la norma y apeló fuera de tiempo.

Allí inicie mi investigación periodística, sin residir en el departamento de Nariño; todo a distancia y aprovechando los beneficios de la tecnología. Nunca imaginé que esto se convertiría en una bola de nieve. Ahí comencé a instaurar las correspondientes denuncias ante el Ministerio del Deporte.

Los oscuros manejos de Raúl González

Además de la ilegal sanción al profesor Javier Escobar, encontré que Raúl González nombró los comités municipales de fútbol de Ipiales y Tumaco. La norma señala que los comités municipales no se nombran, sino que se conforman por la voluntad de los directivos de los clubes de la localidad.

Logramos tumbar esos comités. Curiosamente, en el de Ipiales estaba Claudia Lorena Cuasquer, la ilegal integrante de La Comisión Disciplinaria. Por su parte, en el comité de Tumaco, se nombró a Emerson Germán Vallejo, quien a la vez oficiaba como Tesorero de La Liga.

PUBLICIDAD

Otro asunto que logramos detectar y denunciar ante el Ministerio del Deporte, es el pertinente con la duplicidad o doble elección en cargos en el Sistema Nacional del Deporte. La norma establece que no se puede elegir a un dirigente para ocupar cargos en los órganos de la Liga si este ocupa otro cargo de elección de manera simultánea. En el comité ejecutivo fueron elegidos los señores Daniel Quiscualtud, quien para la fecha ostentaba el cargo de representante legal del Club Jaguares en Pasto, y Jaminton Solís Palacios, representante legal del Club Deportivo Astalentos de Tumaco. Ellos intervinieron en todos los actos de la Liga, sin renunciar a los cargos en sus clubes. Y MinDeporte, guardando silencio.

Y apareció una vez más Claudia Lorena Cuasquer, quien además de ser integrante de la Comisión Disciplinaria y miembro del Comité Municipal de Fútbol de Ipiales, también ocupaba el cargo de representante legal del Club Brodways de Ipiales.

Pero el tema empeoró en la medida en que avanzaba la investigación y las denuncias a MinDeporte. ¿Y qué otros detalles supuestamente investigan los funcionarios de Inspección, vigilancia y control del Ministerio del Deporte, denunciados gracias a nuestra actividad periodística? El cobro de transferencias que hacen los clubes aficionados.

Cualquier cantidad de dinero supuestamente ingresó a las arcas de La Liga. El mismo Ministerio, manifiesta que está prohibida esta practica en Colombia. Les entregamos las pruebas respectivas y hasta el momento: absoluto silencio

Uno de los grandes escándalos lo constituyó el falso campeonato departamental de fútbol, colocando como escudos a las categorías infantil, prejuvenil y juvenil. Raúl González y su séquito en la Liga desaparecieron la suma de $112 millones, para lo cual presentaron documentos falsos, con falsificación de firmas, cotizaciones apócrifas y muchos falsos elementos más.

Es tanta la complicidad de los funcionarios, que en alguna ocasión me respondieron que ese asunto no es materia de investigación por parte de esa Cartera Ministerial Permitan por favor, transcribo unos apartes del artículo 15 del Decreto 1670 del 12 de septiembre de 2019, numeral 3, pertinente con el Ministerio del Deporte:” Velar porque los recursos que se destinen a los organismos deportivos, se ejecuten en debida forma y en el marco de la política nacional del deporte, la recreación, la actividad física y el aprovechamiento del tiempo libre”.

¿Queda alguna duda de las funciones de inspección, vigilancia y control?

A propósito de este tema del falso campeonato de fútbol, la Oficina de Control Interno Disciplinario de Gobernación de Nariño, con funciones de instrucción, falló en primera instancia en contra del exsecretario de recreación y deporte de Nariño, Ricardo Raúl Muñoz Delgado, con la determinación de falta gravísima, por haber permitido que Raúl González y sus amigos se apropien de dineros gubernamentales, los mismos que eran destinados para los deportistas. El proceso ya pasó a juzgamiento, esperando que las autoridades emitan una fuerte sanción disciplinaria.

He instaurado más de 70 Derechos de Petición y las respuestas las mismas: “Estamos investigando, porque hay que brindar el derecho a la defensa y mantener el debido proceso”. Por favor, con pruebas tan evidentes, ¿qué más requieren? ¿Será que los amigos politiqueros están rondando los pasillos del Mindeporte?

Alguna vez decidieron enviar a dos funcionarios para que inspeccionen a la Liga de Fútbol de Nariño. Según acotan los directivos de los clubes que conocieron de esta comisión, y acudiendo al fino humor pastuso, dicen que más parece que dichos funcionarios vinieron, comieron cuy y se fueron. Con ese comentario está dicho todo.

Irregularidades en convenio con USAID

De tantas denuncias que he instaurado ante el Ministerio del Deporte, no recuerdo si ya denuncié los presuntos actos de corrupción que Raúl González y sus amigos de Liga en un convenio con la Agencia Internacional USAID por más de $550 millones, para ser invertidos en las subregiones de Sanquianga y Telembí, en la Costa Pacífica Nariñense. ¡Cualquier cantidad de dinero esquilmado! Tanto así que el supuesto corrupto Raúl González, contrató a su esposa como Metodóloga o Profesional en El Deporte, sin que ella ostente esos títulos.

Ante los funcionarios de USAID presenté este oscuro panorama. Directivos de esas subregiones, una vez enterados del tumbe, van a proceder a contratar a un abogado para instaurar la denuncia penal.

Como este rosario de actos presuntamente ilícitos no tiene fin, les relato otro de los asuntos que tiene al mundo del fútbol en Nariño, expectantes por los resultados. Desde el año de 2014, este personaje (Raúl González) y sus amigos han venido contratando con los recursos públicos a los familiares. Papá, mamá, tía, hermano, hermana, esposa.

Millones de pesos en favorecimiento familiar, en una clara demostración de nepotismo; compraventa de implementos deportivos; arrendamiento de cancha; servicio de alimentación e hidratación; servicio de mercadeo, entre otras particularidades, con sus allegados, sin cotizaciones, claro está: sin cotizaciones.

Todo este ilegal panorama es de conocimiento de la misma Ministra del Deporte, Astrid Bibiana Rodríguez. Mejor dicho, las denuncias que hemos colocado han pasado por manos de tres exministros del Deporte y parece que con la actual sucederá lo mismo: complicidad a favor de presuntos corruptos.

Gracias al Todopoderoso, a nuestra incesante investigación, a las pruebas que he presentado a través de redes sociales, amén de las entrevistas con los colegas de la radio nariñense y al acompañamiento de dirigentes y otros profesionales, el pasado sábado 20 de enero de 2024, los dirigentes de la gran mayoría de los clubes afiliados a La Liga de Fútbol de Nariño propinaron una categórica derrota a las huestes de Raúl González, quien no tuvo el valor de presentarse en dicha asamblea de clubes.

Destaquemos que otras autoridades de vigilancia y control, investigan estos y otros actos que hemos denunciado.

Culminemos señalando que cuatro exsecretarios de Recreación y Deporte de Nariño son investigados por permitir que Raúl González y su tropa esquilmen los recursos públicos, los dineros de los niños, de los jóvenes. Eso es también Violación de Derechos Humanos y la Ministra del Deporte y sus funcionarios lo permiten

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags

Lo Último


Lo que debe saber