Deportes

¡El Madrid nunca muere! Perdía 0-3, volvió del infierno y eliminó al Chelsea

#VIDEO En un partido para la historia, los Merengues por momentos fueron bailados, pero es el Real Madrid y es la Champions, el matrimonio perfecto.

No hay que subestimar el corazón de un campeón, nunca. En la ida, el Chelsea quedó herido de muerte tras perder 1-3 con el Real Madrid, en Stamford Bridge. Incluso su entrenador Thomas Tüchel declaró que no había manera de remontar en el Santiago Bernabéu, menos con esa actitud. ¿Psicología inversa? A juzgar por lo visto en España, quizá.

Este fue otro Chelsea. El equipo de Londres mostró otra cara y metió al Real Madrid en un arco desde el primer momento. Con otro vigor, los goles podían llegar... y llegaron. La lata se abrió gracias a Mason Mount, quien luego de una triangulación definió al segundo palo e inyectó el miedo en los merengues.

Ese gol, en vez de sacudir al Madrid, lo hundió aún más. En el resto del primer tiempo, el monólogo fue inglés, quienes jugaban de amarillo esta noche en el Bernabéu, aunque no anotaron. Para la segunda parte, la dinámica continuó igual y el gol del Chelsea era cuestión de tiempo. En un tiro de esquina, el alemán Antonio Rüdiger cabeceó y marcó al segundo palo, forzando de momento la prórroga.

Real Madrid, mareado. El supremo se tambaleaba en su templo, ante un Chelsea muy superior, que no quería saber nada de tiempos extra. Por eso siguió atacando y marcó el 0-3 gracias a Marcos Alonso. Sin embargo, el VAR halló una mano del anotador y anuló el gol. Los ingleses siguieron como si nada.

Otra iban a tener y esta vez no iban a fallar. Timo Werner, un alemán muchas veces vilipendiado, tuvo su minuto de fama. Con una jugada más digna de Romario o Ronaldo Nazario, el teutón puso el 0-3 y llevaba la eliminatoria a su favor, a falta de 15 minutos.

Pero en frente estaba el Real Madrid. Un equipo que aunque juegue pésimo, como esta noche, mientras su corazón lata puede forzar milagros. De la nada, Luka Modric hizo un centro con tres dedos al segundo palo, donde Rodrygo marcó de primera intención y forzaba la prórroga. En una serie vibrante, había tiempos extra.

Treinta minutos más de drama y con un Madrid ahora creyendo. El equipo Merengue sabía que le estaban dando un meneo, pero estaba vivo y esa era la gran noticia.

Una sola tenía que tener para recuperar la ventaja y esa llegó en los primeros 15′, cuando un robo de Edoardo Camavinga derivó en Vinícius Jr., quien le dio un balón a Karim Benzema en la cabeza y este remató para el 2-3. La eliminatoria volvía a pintarse de blanco.

La misma historia de siempre. Real Madrid estaba contra las cuerdas, pero logró sacar la mano del final para meterse en las semifinales de la Champions. Ya dejó en el camino al PSG y al campeón Chelsea, dos equipos que por momentos le dieron un baile, pero murieron como todos. El único que no muere es el Madrid.

Tags

Lo Último

Lo que debe saber


Te recomendamos