Deportes

Conoce la enfermedad crónica que puede arrebatarle la vida a Shaquille O’Neal

La leyenda de los Lakers tuvo que cambiar radicalmente su día a día, debido a un problema de salud.

El 1 de junio de 2011, Shaquille O’Neal le puso fin a una de las carreras más exitosas en la NBA. Y es que, el talentoso jugador disputó su última temporada con los Celtics de Boston.

Durante más de dos décadas, el oriundo de Nueva Jersey se mantuvo jugando al más alto nivel en la liga estadounidense.

El pívot, formado en la Universidad de Luisiana, ganó mucho respeto en el certamen, gracias a su imponente físico y talento.

O’Neal logró cuatro anillos de campeón, tres con los Lakers de Los Ángeles y uno con el Heat de Miami.

Además, fue nombrado tres veces MVP de Las Finales de la NBA.

Además participó 15 ocasiones en el Juego de Estrellas.

Asimismo, ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, con la Selección de Estados Unidos.

Por todo esto, el “Shaq” es parte del Salón de la Fama del Básquetbol, como uno de los miembros más destacados.

Desde hace varios años, “Big Cactus” ha incursionado en la industria de la música.

De hecho, lanzó seis discos, la mayoría de ellos en el género de rap.

Sin embargo, el gigante atleta no estaba tranquilo con lo hecho y tomó la decisión de adentrarse en otra industria.

Por tal motivo, incursionó en la lucha libre, con la empresa All Elite Wrestling.

Hace algunos días, la leyenda de la NBA reveló una noticia inesperada, pues padece de una enfermedad que le puede costar la muerte.

Y es que, Shaquille tiene un mal conocido como apnea del sueño, la cual altera su presión arterial.

Esta enfermedad lo hizo cambiar de rutina, incluyendo su dieta, pues su cuerpo estaba sufriendo los estragos del retiro.

Luego de dejar el básquetbol, “Shaq” descuidó por completo su estilo de vida y olvidó la rutina que lo convirtió en atleta profesional.

Esto trajo serias consecuencias, pero cuando escuchó la palabra “muerte” todo cambió.

“Me despertaba e iba a trabajar. Me relajaba, comía lo que fuera. No estaba prestando atención. Miré hacia abajo un día y dije: ‘Maldita sea. Mi barriga está muy por encima de mi cinturón’.

“Cuando eres profesional vas al médico para que te revisen y te hagan un examen físico, ¿no? Pero no he vuelto a la duela en 11 años, así que si no juego, ¿para qué iría al médico? Entonces, cuando volví al doctor, había algunas cosas que ni siquiera sabía. Te dicen: ‘Oye, tienes apnea del sueño. Puede causar hipertensión o accidentes cerebrovasculares, podrías morir’. Dije: ‘¿Qué? ¿Podría morir?”.

—  Shaquille O’Neal, exjugador de los Lakers

O´Neal estaba acostumbrado a tomar muchos medicamentos, pero esto fue perjudicial para su cuerpo, que le reclamaba un mejor cuidado.

Actualmente, Shaquille tiene rutinas especiales en el gimnasio, para tener un mejor control de su peso, pues con 50 años sabe que la salud física es fundamental.

“Tus riñones están un poco débiles por todos los analgésicos que estás tomando. No más analgésicos. Dependía de los desinflamantes, aunque no era adicto. Ciertos días en los que no podía moverme, simplemente tomaba uno o dos, sólo para ponerme en marcha. Pero estoy fuera de eso ahora. Realmente, tuve que hacerme un chequeo. Cuando te golpean con esa palabra, muerte, todo cambia”.

—  Shaquille O’Neal, exjugador de los Lakers
Tags

Lo Último


Te recomendamos