Deportes

¡No le ganamos a nadie! Colombia volvió a decepcionar, esta vez contra Paraguay

¿Hay alguien que meta un gol? Aunque no se jugó bien, se crearon ocasiones, pero ni siquiera volvimos figura al arquero rival.

¡Basta de empatar! La Tricolor necesitaba una victoria que reencauzara el barco rumbo a Catar y Paraguay era el rival más idóneo para conseguirlo. Si faltaba más aliciente, el Metropolitano de Barranquilla mostró su mejor cara, esa que nos hizo olvidar la pandemia. Aforo completo en la Arenosa para apoyar a Reinaldo Rueda y sus muchachos.

La actitud ofensiva estuvo desde la alineación principal. Al DT no se le puede achacar que no salió a atacar, tal vez sí los intérpretes que eligió. Rueda sorprendió mandando a James Rodríguez a la cancha, lo mismo que a Luis Fernando Muriel. Encima, Juan Guillermo Cuadrado ocupó el lateral derecho, tal cual lo hace en la Juventus.

Sin embargo, el gol se hacía esperar. El Paraguay de Gustavo Barros Schelotto salió a esperar qué hacía Colombia, a pesar de necesitar con urgencia el triunfo. La estrategia le funcionó, ya que la Tricolor poco a poco se fue apagando. Al cabo de 45 minutos, la Tricolor y la Albirroja empataban sin goles.

Ahí fue cuando Rueda pateó el tablero. Distinto a lo que suele hacer el Profe, metió tres cambios de arranque para modificar la inercia. Afuera Gustavo Cuéllar, Miguel Ángel Borja y también Muriel, dándole paso a Víctor Cantillo, Duván Zapata y Diego Valoyes. Colombia tuvo frenetismo, pero poca claridad, y eso que James estaba enchufado.

Parecía ser que el as de espadas era Luis Díaz. Por él pasaba lo mejor tricolor, pero los paraguayos estaban alerta y no dejaban que la tocara demasiado. James se fue cansando y el partido se hizo cuesta arriba. Al final fue al “como sea”, pero esa estrategia casi nunca suele salir. Aunque se nos pudo dar, con una jugada de fantasía de Duván Zapata, pero la mira sigue torcida.

¿Iremos a Catar? No lo sabemos. Lo cierto es que con tanta confusión será difícil. De momento, las mejores noticias siguen siendo los resultados ajenos, que nos tienen ahí de montarnos al avión rumbo a Medio Oriente, aunque hagamos todo lo posible para no abordar.

Tags

Lo Último


Te recomendamos