Comercial

Tengamos felicidad en los festejos de año nuevo, sin pólvora, la invitación del ICBF

La meta del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar es que no exista un solo niño, niña y adolescente con lesiones con pólvora, pero depende de todos

Tengamos felicidad en los festejos de año nuevo, sin pólvora, la invitación del ICBF

El balance de la Navidad puede ser triste para algunas familias si no estuvieron pendientes y dejaron que niños y adultos manipularan pólvora. Solo en Bogotá, según cifras de la Secretaría de Salud de la capital, van 53 personas que han tenido accidentes este mes de diciembre. Todas las autoridades han hecho el respectivo llamado a las personas a no manipular pólvora, teniendo en cuenta que los más afectados suelen ser los niños.

Es por esto que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar lanza un último llamado a cuidar a los más pequeños, teniendo en cuenta que quedan las festividades de Año Nuevo, para que en familia, se diga no a la pólvora, todo esto bajo la premisa El Cambio Es Sin Pólvora.

Bloquea la pólvora

Si bien la campaña del ICBF lleva un tiempo al aire, para este año, tomando además un lenguaje actual y cercano, se habla de bloquear la pólvora, como cuando bloqueamos en nuestras redes algo que no queremos o no deseamos cerca.

La campaña que se lanzó el año pasado, está empezando a rendir frutos, pues en relación a los 354 casos de niños, niñas y adolescentes lesionados con pólvora entre el 1 de diciembre de 2022 y el 14 de enero de 2023, reportados por el Instituto Nacional de Salud, el ICBF llevó a cabo acciones para la protección y garantía de sus derechos abriendo 79 Procesos Administrativos de Restablecimiento de Derechos (PARD) y adelantó 137 procesos de orientación y asistencia a las familias.

El deseo del ICBF para este año es que los casos de niños, niñas y adolescentes quemados por la manipulación de pólvora disminuya de forma drástica. La concientización es importante y aún se está a tiempo de evitar más lesiones al acabar este 2023.

Lo que no cuentan de la pólvora

No es solo la lesión corporal a la que un niño se enfrenta, también son las secuelas psicológicas del hecho. Inicialmente se debe hacer la recuperación física en la que el niño enfrentará diferentes procesos y cirugías, en el caso de miembros, para poder recuperar movilidad. Pero también estará acompañado de atención psicológica para disminuir todas las emociones negativas.

Si bien las cifras han disminuido un poco en comparación con el año anterior, el ICBF siempre buscará la reducción de la cifra a cero, por lo que invita a padres, familiares y amigos no comprar y manipular pólvora en estas festividades.

No solo está la multa económica por manipulación y compra de este elemento que oscila entre los 300 salarios mínimos sino que si se asiste a show profesionales y autorizados con uso de pólvora, hay que asegurarse que tienen los permisos, que son pirotécnicos asegurados y sobre todo, mantener una distancia prudente.

El reto no es solo del ICBF, el disminuir el número de accidentes en niños con la pólvora es un reto de todos como sociedad. Ellos merecen un gran futuro y todos, unas fiestas felices.

Tags

Lo Último

Te recomendamos