Comercial

¿Cuál es la diferencia entre fumar, el tabaco y la nicotina?

Aunque pueden parecer iguales, se trata de tres términos distintos ¡Conócelos!

Lab PMI
Lab PMI Cortesía PMI

En algún momento de nuestra vida hemos escuchado hablar sobre el término nicotina o hemos tenido contacto con una persona que fume. Incluso, muchos habrán consumido esta sustancia sin conocer de fondo sus efectos en el organismo.

PUBLICIDAD

También, es común escuchar palabras como fumar, nicotina o tabaco y, aunque pareciera que se trata de lo mismo, lo cierto es que su significado es distinto. Cada una corresponde a un proceso o una sustancia diferente.

Pero ¿cuáles son sus diferencias?
Nicotina

La nicotina se encuentra presente de forma natural en la planta del tabaco y en algunos alimentos de uso diario como el tomate y la papa – en menores cantidades en estos dos últimos. Así mismo, la nicotina es una de las razones por las que las personas fuman, sumado a factores experienciales como el ritual y la experiencia social.

Es importante aclarar que, aunque es adictiva y no está libre de riesgos, no es la causa principal de enfermedades relacionadas con el tabaquismo. Según el National Institute For Health And Care Excellence: “son principalmente las toxinas y carcinógenos en el humo del tabaco, no la nicotina, las que causan enfermedades y muerte”.

Los productos que contienen nicotina no deben ser utilizados por menores de edad, mujeres en estado de embarazo o lactancia, diabéticos, epilépticos, o que presentan enfermedades cardiacas.

El tabaco

Es una planta que contiene nicotina de forma natural, sin embargo, como se explicó previamente, esta no es la causa principal de las enfermedades relacionadas con tabaquismo. Es el proceso de combustión de tabaco lo que produce sustancias tóxicas o potencialmente dañinas.

Fumar

Consiste en el acto de consumir nicotina por medio de la quema del tabaco. Cuando se enciende un cigarrillo se alcanzan temperaturas de hasta 900°C y se produce humo. Este contiene cerca de 6.000 químicos distintos, de los cuales 100 han sido identificados por autoridades en salud pública como dañinos o potencialmente perjudiciales para la salud.

Aunque la mejor decisión que puede tomar una persona es dejar por completo el consumo de tabaco y nicotina, aún existen personas, quienes, a pesar de conocer los riesgos, han tomado la decisión de mantener el hábito.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags

Lo que debe saber


Lo Último