La influenciadora fitness que "se cansó", subió 20 kilos y ahora posa feliz

La influenciadora fitness renunció a seguir persiguiendo "un cuerpo perfecto" y prefirió dejar de arriesgar su salud.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Miles de personas ven en los influenciadores de redes sociales un ejemplo para mejorar su vida. Así lo pensó en algún momento Mary Jelkovsky, una influenciadora fitness reconocida por su trabajo de gimnasio y su cuerpo. Pero renunció a seguir trabajando en estas líneas, y en redes sociales mostró su cuerpo, "no perfecto", pero que la hace feliz.

La modelo de 20 años decidió dejar de sacrificarse para tratar de tener el cuerpo "perfecto". La delgadez de Jelkovsky llegó, según su propia historia, a través de muchos sacrificios. "Pasé mucho tiempo tratando de hacerme ver ‘en forma’ en fotos (…) Poses, ángulos, muchas selfies, aspirando, arqueando la espalda, conteniendo la respiración, flexionando, editando sombras y la lista continúa", dijo.

Aseguró que la presión de conseguir más likes la llevó, incluso, a sufrir desórdenes alimenticios. "Recuerdo todas las comidas que me salté cuando mi barriga gruñía y los incontables minutos en la caminadora cuando me dolían las piernas. Y las cantidades de helado y mantequilla de maní que comí antes de correr al baño por sentirme enferma y deseando poder revertir el daño", escribió.

La influenciadora fitness decidió renunciar a estos esfuerzos, mantener hábitos saludables y "relajarse". Subió 20 kilos, pero sigue modelando y asegura que está mucho más feliz, tranquila y confiada. Además, su cuenta de Instagram está llena de mensajes para que sus 100.000 seguidores estén más seguros de sí mismos.

Incluso, sus comparaciones han servido para describir algunos "trucos" habituales en Instagram.

https://www.instagram.com/p/Bu7pMOYA_sM/

Más noticias aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo