Recomendaciones para que su mascota no sufra en Navidad

Por Pamela López

Aunque la Navidad es una de las épocas más esperadas por la familia, para nuestras mascotas este tiempo resulta ser uno de los más irritables del año.

Así es, ellos no están acostumbrados a la felicidad que se respira en diciembre y nuestra manera de expresarla. Para ellos el ruido, las reuniones con música y mucha comida les pone los pelos de punta. Por eso acá le queremos dar unas recomendaciones para que no reciba el 2015 con una mascota estresada y triste.

Ruido y pólvora

Debido a su hipersensibilidad auditiva, lo que más afecta en Navidad a las mascotas es el ruido y la pólvora. Ellos no son felices viendo los juegos pirotécnicos, ni les gusta participar de la fiesta porque simplemente se ponen nerviosos y estresados. Así que no lleve a su perro o gato a celebrar la noche de velitas, es mejor que lo deje en la casa gozando de su tranquilidad. Tenga en cuenta que si los expone a estas situaciones tendrán comportamientos poco usuales y hasta agresivos.

Mala alimentación

Sabemos que en diciembre la comida está a la orden del día y mantener la fígura es todo un reto. Sin embargo, perros y gatos no deben comer lo mismo que nosotros para evitar problemas de salud. Así que olvide compartir la natilla y los buñuelos, pues no son alimentos adecuados para su sistema digestivo y es mejor que sigan con su dieta. Por más que ellos le pidan que les comparta un bocado, no lo haga.

Vacaciones

Muchas familias pasan las fiestas de fin de año en otras ciudades y la última prioridad, en este caso, resultan ser las mascotas. Dan por hecho que ellas se adecuan a cualquier lugar pero no tienen en cuenta las recomendaciones médicas. A veces los traslados son traumáticos y puede que el perro o el gato no se adapte. Antes de viajar asegúrese de consultar con el veterinario, ya que puede ser mejor dejarlo al cuidado de alguien de confianza o en una guardería.

¡Ojo con la decoración!

Los cahorros son los que más sufren con los adornos de Navidad. No es extraño escuchar a muchas personas decir “mi gato tumbó el árbol” o “ mi perro orinó el pesebre”, resulta que ellos buscan lugares cómodos y estos objetos son perfectos. Sin embargo tenga cuidado con las luces o muñecos pequeños ya que se pueden ahogar con ellos o hacerse daño. 

Regalos

Ellos también reciben regalos en Navidad, pero tenga cuidado con lo que les da porque ellos prefieren los juguetes a prendas de vestir o que los tenga que trasladar. En otras palabras, deles un hueso o un juguete para que se diviertan mientras estan solos en casa. Se recomienda que sean de goma y poco pesados para no lastimarlos.

Lea también

MÁS VIDA CON ESTILO ACÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo