Plato equilibrado para enfrentar la diabetes

Vegetales en su mayoría, además de almidones y proteínas en pequeñas cantidades, son lo ideal.

Por Pamela López

Uno de los mayores miedos de un paciente diabético es el cambio de alimentación de que debe hacer por su enfermedad. No es fácil tener unos hábitos de vida por varios año y modificarlos de un momento a otro. Sin embargo, es escencial que de ese paso no solo como parte del tratamiento, sino para evitar complicaciones.

Teniendo en cuenta que el día mundial de la diabetes se celebra el viernes, hablamos con Juan Gabriel Cendales, director médico de Novo Nordisk y especialista en cuidado crítico y medicina Interna, para que nos dijera cómo debe ser el plato de una persona con diabetes.

Hay que dejar claro que lo que prima en la dieta de un adulto sano son los carbohidratos y las proteínas, pero en un paciente diabético los vegetales deben convertirse en los protagonistas. “Ellos tienen que disminuir el consumo de carbohidratos, que son los que se convierten en azúcar en el metabolismo, para bajarle también al consumo de calorías y se controle la glicema de forma más adecuada”, comentó Cendales.

Tenga en cuenta que el plato de un paciente debe repartirse de la siguiente forma: hay que dividirlo, la primera mitad debe ser vegetales, mejor dicho el 50%; la otra mitad hay que dividirla de nuevo y la parte de arriba, o el 25%, deben ser proteínas; la parte de abajo, el 25% restante, deben ser carbohidratos.

“Esos carbohidratos deben ser almidones como la papa, la yuca y el arroz, y debe consumirse uno solo cuando se haga la repartición del plato. Asimismo, con las proteínas nos referimos a vegetales o animales que puden ser carne, pollo, cerdo o pescado bajos en grasa y la idea es consumirlos en pequeñas cantidades”, agregó el experto.

La pregunta que surge ahora es ¿Cuántas veces debe comer un paciente diábetico al día? Según Cendales alrededor de este tema hay varios mitos, pues   expertos dicen que seis veces al día y otros recomiendan tres. Aunque todo depende también de las indicaciones del médico tratante y cuando se alimenten lo deben hacer de forma balanceada y en cantidades moderadas.

Las frutas

“El diábetico debería comer fruta cuando quisiera, pero todo depende de su preparacion. Podemos hacer un simil con un semáforo, por ejemplo: si se comen la naranja después de pelarla están en luz verde; si licuan esa naranja y se la toman como jugo están en amarillo; pero si a ese jugo le agregan azúcar, ahí ya están en rojo. Esto también se aplica al modo de preparación de las carnes y los carbohidratos”, comenta Cendales.

Los niños

La alimentación en niños debe ser igual: balanceada y según como se preparen los alimentos. “A los pequeños hay que darles ejemplo, pues si usted como padre no come frutas o vegetales sus hijos no lo harán”, concluye. No olvide que están las asesorías con el profesional que le enseña a los infantes a contar los carbohidratos y ajustarse según la dosis de insulina, así que informése frente a este tema.

Lea también

Lo que usted necesita saber sobre el primer embarazo

Sin miedo, póngale sal a su vida

Aprenda a darle un giro de 180 grados a la manera de comer

MÁS VIDA CON ESTILO ACÁ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo