Desmitifican peligros de practicar conductas sexuales de ficción como las de “50 sombras de Grey”

Por Publimetro Colombia

Una nueva moda literaria ha despertado el best seller “50 sombras de Grey”, obra que  ha encabezado durante 28 semanas la lista de los más vendidos. Esta ha atrapando a  miles de mujeres en la historia de ficción entre Anastasia Steele, una estudiante de Literatura que comienza una relación de sumisión con  Christian Grey, un exitoso y joven empresario  que deposita en ella sus oscuras intenciones.

Sin embargo, algunos se han tomado muy en serio los diálogos, tal como ocurrió en Suecia, donde un hombre será juzgado por la muerte de su novia tras realizar los  juegos sexuales masoquistas reflejados en el libro.  

Para el presidente de la Sociedad Chilena de Sexologia y Educación Sexual, Antonio Salas Vieira, las personas que se sienten atraídas a estas prácticas desarrollan una “parafilia, que es un patrón de comportamiento en el que la fuente predominante de placer se encuentra en otras actividades más allá del sexo tradicional” y que en este caso, aclara, está asociada al sadismo y masoquismo donde un sujeto abusa y la contraparte acepta.

Aunque el especialista indica que el gusto por la sumisión está lejos de ser un trastorno, sino “una realidad llevada a juego”, existen ciertos límites, los cuales apuntan a que la conducta es aceptable mientras “no produzca daño físico,  moral o ético”, por mucho que el agredido permita llegar a tal punto. 

Salas reconoce que hoy las mujeres toman un papel más osado en cuanto a la experimentación de conductas sexuales, aunque rechaza la idea de que haya un cambio generacional o de la sociedad, indicando que “desde la aparición de la pastilla anticonceptiva en los sesenta la mujer ha gozado de una liberación sexual importante, que permitió despertar en ellas el deseo de conocimiento y consumo de elementos eróticos o pornográficos, basado en una búsqueda de libertad”.

Mas allá de la visión médica, Francisca Pereda, jefa de la tienda para adultos “Japi Jane”, cuenta que este libro es top cinco en ventas online y en tienda, y que ha elevado los pedidos de ciertos artículos sexuales que aparecen citados, algunos tan exóticos como la corbata del protagonista, indicando que tanto a ella, como “a muchas de las clientas, sentimos identificación con Anastasia, y es verdad que se fantasea bastante en la lectura”, aunque Pereda indica que en el libro no llaman a conductas dañiñas, incluso explican como llevar una relación sadomasoquista segura. 

Por otro lado, Pía Barros, escritora chilena y  especialista en literatura erótica femenina, argumenta que no necesariamente se conduce a una ola “wertheriana” de comportamiento apenas se lee un libro “Encuentro ridículo que se adjudique una muerte a través de un libro, es como pensar que todo aquél que leyó “Mi lucha” de Hitler va a cometer los mismos actos.   La fantasía erótica femenina es mucho mas múltiple, diversa  y compleja. ” afirma.

Publimetro Chile

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo