Ford Ranger 2020: también hay tecnología para trabajar

Unos pequeños ajustes en la cara de la Ford Ranger 2020 esconden un gigantesco cambio de asistencias para un vehículo de gran capacidad.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Ford inventó las pickups en los años 1910. Poco antes de la Primera Guerra Mundial, Henry Ford descubrió la utilidad de un vehículo para agricultores y pequeños negocios, capaz de cargar materiales o productos en una caja separada del habitáculo sin requerir mayores cambios mecánicos o vehículos gigantescos. Desde ahí, las camionetas con la marca del óvalo han sido vehículos de gran capacidad y éxito comercial, tanto las serie F como las "compactas", cuya última versión es la Ford Ranger 2020.

Claro que el sueño de Henry Ford es muy diferente a lo que ofrece en la actualidad la Ford Ranger 2020. Luego de más de un siglo, las pickups norteamericanas se convirtieron en gigantes derrochadores de gasolina e inmanejables. La pickup compacta nació para países sin autopistas de 6 carriles y de calles estrechas. Pero también han venido creciendo, de la mano de la tecnología y el interés del público.

Así, la Ranger es un vehículo realmente grande para el mercado colombiano. Con más de 5 metros de largo y una altura de casi 2, se ve desproporcionado en las calles, aunque cada vez más SUV lo alcanzan. En parte, el tamaño masivo es provocado por la simple y llana competencia: sus medidas son cercanas a las de rivales en esta gama. Gran parte de esto se debe al llamado del mercado tailandés, donde varios de estos productos han sido concebidos.

Estéticamente los cambios son sutiles, sobre todo concentrados en una nariz nueva. Para esta pickup fabricada en Argentina (donde la gama tiene una gran competencia), la parrilla hexagonal recibió un elemento frontal de dos gruesas barras cromadas. El parachoques también se ajustó con un nuevo protector inferior, que la hace ver más robusta. En general, el resto del vehículo no tuvo cambios exteriores.

Por dentro sí hay cambios, como una pantalla de 8 pulgadas con el sistema SYNC 3 en las versiones XLT y Limited, y una de 4.2 pulgadas en la versión básica. El interior tiene capacidad cómoda para 5 personas, algo a lo que ayuda una nueva suspensión que la hace menos "brincona". También cuenta con espejos electrocromáticos y un volante de cuero para la comodidad del conductor.

Trabajo fuerte

La versión de entrada tiene un motor de gasolina de 2.5 litros, pero en la gama manda el diésel. Por esto, las versiones XLT y Limited (que probó PUBLIMETRO) tienen un motor de 3.2 litros turbocargado con este combustible. Los cinco cilindros generan 197 caballos y 480 Nm de torque, una cifra muy destacada y propia del motor diésel. Excepto la versión más básica de gasolina, todas andan con caja de 6 velocidades y tracción a las 4 ruedas con bajo.

Esto genera un vehículo que en destapado, o con carga, se mueve muy bien. La potencia permite ascender sin problema rampas de hasta el 25% de inclinación, en destapados. El turbo mantiene la potencia hasta los 3800 metros de altura en que PUBLIMETRO pudo probarla, en el páramo de Sumapaz. Y, sobre todo, permite una aceleración bastante efectiva en carretera y autopista.

Además, la suspensión mejorada la hace mucho más cómoda para absorber baches e irregularidades en el camino, a lo que ayudan los 23 centímetros de despeje. Todo esto permite que el vehículo se mueva con una gran capacidad, cargando hasta 900 kilos en el platón. Eso sí, en la ciudad se vuelve muy torpe, justamente por el inmenso tamaño que tiene esta camioneta.

Tecnología para todo

El principal cambio de la Ford Ranger 2020 es tecnológico. Esta camioneta tiene un gran número de ayudas de seguridad: control de crucero adaptativo, asistente de cambio de carril y asistente anticolisión con detector de peatones son las más brillantes. Otras, como lectura de señales de tránsito y detector de fatiga, ayudan más por el "descreste" que por su utilidad.

La seguridad se completa con siete airbags, cámara trasera y sensores en las cuatro puntas en la versión Limited (trasera en las demás). Para la comodidad, cuenta con la asistencia al sistema Android Auto y Apple CarPlay, además de un potentísimo aire acondicionado y silletería en cuero sintético. Todo esto ofrece un espacio muy cómodo para estar.

Finalmente, unas palabras sobre el platón. A pesar de la altura requerida para acceder a la plataforma de carga, la capacidad es muy amplia. Tiene, incluso, en sus versiones más equipadas cubreplatón y revestimiento para proteger la estructura.

Toda esta tecnología y capacidad tienen un costo definido, pero no excesivo. La versión más económica de esta camioneta, con motor 2.5 de gasolina y destinada para el trabajo, arranca en solo 86 millones de pesos. Este precio es muy competitivo con opciones como Foton Tunland, Chevrolet D-Max y los productos de origen chino, con el añadido del respaldo de Ford y una tecnología básica, pero muy útil.

El salto a la Limited es bastante fuerte, pues vale más de 135 millones de pesos en un arranque de tecnología. Los rivales ahí son muy diferentes, pues ya aplican versiones más equipadas de Toyota Hilux, Chevrolet Colorado, Nissan Frontier y Renault Alaskan. Es una opción muy importante a lo largo de la gama, pero se ha convertido en mucho más que un simple vehículo de trabajo.

El carro en un minuto

Modelo: Ford Ranger 2020 Limited

Motor: 3.2 litros diésel, 5 cilindros turbocargado. 197 caballos, 470 Nm de torque

Transmisión: Automática de seis velocidades con levas en el timón.

Tracción: A las cuatro ruedas con bajo.

Precio de la versión en prueba: $137'990.000.

Positivo: Potencia y capacidad probadas con asistencias tecnológicas únicas en la gama.

Negativo: Tamaño y torpeza en ciudad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo