Kia Cerato Vivro: el sedán familiar para competir contra las SUV

En medio de la oleada de SUVs, los sedanes tratan de mantenerse. Uno de los más populares se renueva como el Kia Cerato Vivro, con grandes opciones.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

El 2018 pasará a la historia como el año de los SUV. Las decisiones de Ford y General Motors de descontinuar líneas enteras y plantas es solo un aviso. Ya en el pasado Salón del Automóvil se vio un gran número de camionetas en todas las marcas. Pero unas cuantas se están manteniendo con los sedanes, y el Kia Cerato Vivro es uno de los más interesantes.

Este vehículo es la tercera generación del exitoso Kia Cerato. En los últimos años, ha disputado con el Mazda 3 el papel de sedán familiar, además de otros vehículos en diferentes momentos del mercado. Aún así, este vehículo se ha vuelto una referencia. La versión Vivro, nueva en el mercado mundial, llega desde las plantas de la marca coreana en México a reforzar esta posición.

Aunque estéticamente los cambios no son tan destacados, sí es evidente que se trate de un vehículo nuevo. La más destacada, sin lugar a dudas, es la presencia de una ventana trasera adicional, detrás de la puerta trasera, que disminuye los puntos ciegos y da un diseño más maduro. Las líneas de la parrilla y las luces, que se extienden hasta los guardabarros, lo asemejan al exitoso Kia Stinger. Las líneas traseras refuerzan la idea y denotan un baúl amplio.

Este deseo de dar una apariencia de lujo y calidad se nota, sobre todo, en el interior. La plataforma fue rediseñada para dar más espacio a los pasajeros, que tienen un espacio cómodo. Cinco adultos caben con facilidad en este sedán, algo que no puede asegurarse en otros vehículos de la gama.

Adelante, las líneas deportivas se mantienen en el habitáculo. A muchos le choca la pantalla de 8 pulgadas "superpuesta" en el tablero, pero considero que es más fácil manipularla de esa manera sin desviar la mirada del camino. Los materiales se ven sólidos, y dos ventilas tipo turbina potencian la sensación deportiva.

Las sillas son muy cómodas, con buen apoyo lumbar, aunque la tela del tapizado puede acalorar en altas temperaturas. El tablero tiene una pantalla básica para el computador de a bordo e indicadores análogos.

Rápido sin consumir de más

El encendido con botón revela la presencia del motor 1.6 litros de 130 caballos, una máquina correcta y con un buen torque. Cuenta con cajas automática y mecánica, ambas de 6 velocidades. PUBLIMETRO probó la versión automática, que cuenta con modos deportivo y económico.

En el modo normal, la planta motriz del Kia Cerato Vivro es de por sí bastante económica. En un recorrido de autopista, el computador  marcó un consumo inferior a 4.6 kilómetros por cada 100 kilómetros; esto equivale a 82 kilómetros por galón, realmente impresionante. En condiciones de ciudad el consumo se resintió.

El modo deportivo reprograma la transmisión para hacer que cambie a mayor régimen de revoluciones. La aceleración, correcta en modo normal, reacciona con mucho más brío. Sobre todo en ascensos, donde el modo normal produce cambios complejos y sin tanta gracia. En el modo Eco, solo cambia la respuesta al pedal del acelerador: el ahorro depende de qué tan 'pesado' sea su pie.

También se destacan la suspensión, que sin ser tan dura reacciona muy bien. Eso sí, la dirección eléctrica es suave y no ofrece mayor respuesta del piso. Esto limita grandemente el espíritu deportivo de este vehículo. Eso sí, ayuda la reacción para las maniobras de parqueo o para andar en ciudad.

Un equipo complejo

El elemento más incómodo del Kia Cerato Vivro es el sistema de infoentretenimiento Kuvic, en la pantalla de 8 pulgadas. El sistema ofrece la capacidad de una tableta Android. Esto podría implicar que el usuario tenga sus propios servicios de Waze, aplicaciones de música y otros sistemas, pero su aplicación es muy difícil. Además, este uso puede distraer.

Afortunadamente cuenta con Apple CarPlay, Android Auto y MirrorLink, más fáciles de usar. El vehículo cuenta además con buenas ayudas como aire acondicionado y sistemas de seguridad. Cámara de reversa, asistente de arranque en pendiente, controles de tracción y de estabilidad hacen parte.

Para los interesados en vehículos familiares, la presencia de seis airbags es muy importante. También lo es la presencia de estructuras reforzadas y de una buena visibilidad. El vehículo no tiene la versatilidad o la altura de una SUV, pero se mueve muy bien. Y por supuesto, la excepcional garantía de 7 años o 150.000 kilómetros es otro elemento a destacar.

¿Por qué la comparación con las camionetas? Con precios de 64 y 68 millones de pesos, este sedán entra en la gama de SUVs pequeñas. Vehículos de todos los orígenes y de todas las marcas populares están en esta gama. Si el sedán va a seguir con vida, tiene que demostrar una versatilidad adicional, y el Kia Cerato Vivro la promete.

Ficha técnica

Modelo: Kia Cerato Vivro 2019

Motor: 1.6 litros, 130 caballos

Transmisión: Automática de 6 velocidades con modo secuencial

Tracción: Delantera con tres modos de manejo

Precio: $67'990.000, versiones desde $63'990.000

Más noticias del mundo motor aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo