Audi en el Salón del Automóvil: estrategia múltiple de los cuatro anillos

En un mercado cada vez más competido en la gama premium, la marca Audi trae novedades mundiales de plana mayor en el Salón del Automóvil.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

Los cuatro anillos de Audi se han convertido en los últimos 10 años en un emblema del automóvil de lujo, a la par de la estrella de Mercedes-Benz y la hélice de BMW. Las marcas alemanas acaparan desde hace 30 años el mercado de lujo mundial, y Colombia no es la excepción. Aún cuando la compañía de Ingolstadt no tiene la participación de sus pares de Stuttgart y Múnich, Audi llega al Salón del Automóvil con un objetivo claro: imponerse como una compañía con aún más tecnología y con su plana mayor mundial.

Para este objetivo, hay tres elementos fundamentales. Uno está en el refuerzo de la deportividad. Otro, la llegada de una SUV enrazada con Lamborghini y que recuerda al histórico Quattro. El tercero es el regreso de una berlina de lujo digna de cualquier ejecutivo o diplomático.

Seis modelos para la deportividad

En septiembre, la compañía lanzó sus gamas S y RS de manera oficial en el país. Estas convierten a un sedán mediano como el A4 en una berlina de carreras digna de El Transportador. Cuatro modelos en la gama S y dos en la RS muestran la llegada de competidores fuertes en los segmentos de su mercado. Desde hatchbacks compactos hasta una SUV.

La línea S ofrece potencia mejorada y algunos ajustes de suspensión y frenos para mejorar la deportividad. Eso sí, estos automóviles son todavía civilizados, con diseños más agresivos pero sin ser exhuberantes. El esquema visual general de Audi, con menos pliegues y líneas más rígidas que sus pares, también ayuda. Es, podría decirse, una línea madura para hacer mercado y creerse conductor de rally en el intento.

Esto empieza desde la línea básica A3 de hatchbacks y sedanes. Porsche Colombia ha decidido traer de Ingolstadt versiones S en ambas líneas. El diferencial más grande de los S3 respecto a sus hermanos "de calle" está en los rines de 18 pulgadas, sumados a las mordazas de frenos en color rojo. Arrancan en 156 millones de pesos, con motor 2 litros de 290 caballos.

La serie S continúa con el sedán mediano S4, que pasa de motores de 4 cilindros a un V6 de 3 litros y 354 caballos. La transmisión automática de rigor en estas gamas se suma a suspensión deportiva y tomas de aire más agresivas. El mismo paquete motor se encuentra en la SUV SQ5, que le suma gran espacio a sus ocupantes y una reconocida capacidad familiar.

Por su parte, la gama RS es deportividad pura, y se trae al país en solo dos modelos. El primero es el mundialmente famoso coupé Audi RS5, campeón del campeonato alemán DTM de turismos. Con un diseño espectacular, debajo hay un motor biturbo de 2.5 litros de capacidad y 450 caballos. El segundo es el deportivo puro TT, que con 2.5 litros y 400 caballos hace el 0-100 en solo 3.7 segundos. Una bala.

Q8: el Lamborghini híbrido con cuatro anillos

Como parte del grupo Volkswagen, Audi ha colaborado con todas sus marcas hermanas en el desarrollo de SUV. Por ejemplo, la Q7 tiene mucho en común con la Porsche Cayenne… y la Volkswagen Touareg. La última de estas colaboraciones lleva a un mítico toro italiano… y a una marca de carácter real.

El grupo Volkswagen desarrolló la espectacular Q8 con la colaboración de Lamborghini y Bentley. Así, en las tres marcas hay una misma plataforma, al estilo de cada una. En Bentley se trata de la Bentayga, limusina para jeques árabes, reyes o magnates. Lamborghini ofrece la Urus, que con 650 caballos y una estética brutal echa por la borda cualquier queja de una SUV hermanada con el Aventador. En Audi, es la Q8.

Esta llega con un sistema "microhíbrido" único en Colombia. Cuenta con una batería de 0,48 kWh que es capaz de apagar el motor y sostener el vehículo andando entre 55 y 140 kilómetros por hora durante 40 segundos. Así mismo, opera sistemas start-stop. El motor de gasolina es un V6 de 340 caballos y 3 litros, acoplado a tracción Quattro (permanente a las cuatro ruedas) y caja automática de 8 velocidades.

Tecnologías como la suspensión adaptativa inteligente, control de crucero adaptativo y detector de peatones son de serie. También lo son dos pantallas, una de 10 pulgadas para el sistema de entretenimiento y otra de 8.6 para la climatización. Son hápticas, lo que indica respuestas táctiles (como las vibraciones de los celulares). Todo esto viene con un costo de 260 millones de pesos.

Audi A6: sedán para ejecutivos

La famosa frase de Manolito, el amigo de Mafalda que vendía todo tipo de productos "para ejecutivos", se hace realidad con el Audi A6. Está destinado a un público selecto: tanto, que se encuentra casi oculto en una sala trasera del pabellón 7 de Corferias. Allí se puede ver con mucho detalle su diseño y su comodidad, alejado del tráfico del stand.

Este vehículo viene con un paquete motor muy similar al de la Q8: 3 litros, V6, TFSI, 340 caballos. El sistema "microhíbrido" es de serie, con las mismas capacidades. La tracción Quattro hace parte de toda la gama. Pero la posición en el mercado es diferente a la de su hermana mayor.

Esto se nota en un habitáculo en el que predomina el lujo y la comodidad. La cabina se presta para aislar, entre aires acondicionados y supresión de ruido, a los ocupantes del resto del mundo. El equipo de sonido Bose también ayuda, con seis parlantes. Las ayudas de seguridad vienen con cámaras de 360 grados, sensores y todo el kit esperado para este vehículo. Su precio: 200 millones de pesos.

Ficha técnica

Modelo: Audi S3 Sportback 2019

Motor: 2,0 litros turbocargado, 290 caballos de potencia

Transmisión: Tiptronic (secuencial) de 8 velocidades con levas en el timón

Tracción: A las cuatro ruedas con dos modos de manejo

Precio: $155'990.000

Todo nuestro cubrimiento del Salón Internacional del Automóvil de Bogotá aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo