¿Cómo leer los códigos de las llantas? Una breve guía

Una labor de mantenimiento básico de su vehículo es cambiar sus neumáticos pero en este proceso hay que saber leer los códigos de las llantas para escoger la adecuada.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

El mercado mundial tiene un gran número de productores de llantas de todos los precios y calidades. Desde las más reconocidas hasta las más sencillas. Pero todas deben tener, por normas internacionales, una serie de códigos que identifican su tamaño y características. Esta es una breve guía para aprender a leer los códigos de las llantas.

Los más conocidos son los que identifican justamente el tamaño. Por ejemplo, una llanta 185/65R14 tiene una traducción sencilla. El primer número (185) identifica el ancho en milímetros de la banda de rotación. El segundo (65) implica el perfil de la llanta. En este caso, el perfil es el 65% del ancho, unos 120 milímetros. La R identifica una llanta radial y el 14 el diámetro en pulgadas del rin.

Pero hay que aprender a leer los códigos de las llantas más allá de estos números sencillos. Por ejemplo, otras llantas pueden tener códigos como 245/45ZR20. La Z en este código implica que la llanta es de altísimas prestaciones, según Carlos Cruz, director comercial de Hankook Colombia.

También es necesario considerar un elemento básico como el índice de carga. Este es un número que oscila entre 60 y 125, el cual identifica el peso que cada neumático está diseñado para resistir. Mientras un neumático con índice de carga 60 solo puede resistir 550 libras, un código 125 va hasta 3638 libras. Este índice es fundamental para poder conocer el peso que puede llevar con seguridad en su vehículo.

Finalmente, se encuentra el índice de velocidad. Este es representado con una letra que va de A1 a Y. La mayoría de llantas para automóviles están diseñadas para contar con índices entre M y Y, los cuales resisten velocidades superiores a 130 kilómetros por hora. Si su auto es de altas prestaciones, es necesario que tenga en cuenta este código para andar seguro.

El número final es un código de cuatro números que identifica la semana y el año en el que la llanta fue construida. Así, un neumático con código "0917" fue construido en la novena semana de 2017, es decir, a finales de febrero o principios de marzo de este año.

Este código es importante ya que el caucho de una llanta se deteriora con el tiempo, según Cruz. "Es recomendable cambiar de neumáticos cada cinco años, así todavía tenga el suficiente labrado. Esto asegura que la llanta no se va a cristalizar, lo que puede provocar riesgos de seguridad", asegura.

Más noticias del mundo motor aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo