Chevrolet Beat: se 'agrandó el chico' de la familia

El nuevo Chevrolet Beat 2018 toma una plataforma exitosa y la convierte en un vehículo familiar con algunas renovaciones importantes.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

General Motors aprovechó el inicio del año para modificar el Spark GT, que en su octavo año en el mercado puso 9.000 unidades en el 2017, y para darle un hermano: el nuevo Chevrolet Beat 2018, que toma los mejores elementos de la exitosa plataforma del Spark GT y lo convierte en un importante modelo para las expectativas del mercado.

Primero, una lección de historia. La plataforma del Chevrolet Beat 2018 aprovecha un beneficio tributario originado en India, donde los autos con menos de 4 metros de longitud tienen un descuento en impuestos, pero los sedanes son muy apreciados por su espacio en el baúl. Así, GM creó un sedán desde el exitoso Spark GT. Este beneficio generó otros modelos sedán económicos en marcas como Suzuki, con el Swift Dzire, y Hyundai, con el Grand i10.

El diseño de este sedán se siente más amplio que el de su hermano hatchback. Ambos vehículos tienen una nariz rediseñada que le da una mirada familiar, con la parrilla corporativa de la marca del corbatín. El cambio, evidentemente, se da en la cola con un baúl sorprendentemente profundo y amplio, ayudado por una cola bastante alta que complica ligeramente la visibilidad trasera a cambio de crear buen espacio.

Esto se nota también en el interior: el Beat conserva el mismo diseño interno del Spark GT, pero se siente más amplio y con capacidad para 5 personas apretadas, o cuatro cómodas. Los conductores de piernas largas se estrellan con un espacio muy estrecho para las rodillas, que se dificulta aún más porque el asiento no tiene ajuste de altura, pero la posición es aerodinámica y cómoda.

El motor para andar en ciudad

Aunque el motor del nuevo Chevrolet Beat 2018 es el mismo que el Spark GT ha tenido en los últimos años, ha tenido cambios ligeros para hacerlo más eficiente. La pieza mecánica es de cuatro cilindros, 1,2 litros y 80 caballos, pero los ajustes hacen que tanto el Beat como el Spark GT rediseñado reaccionen mucho mejor que su antecesor.

La primera ventaja está en la caja de velocidades, con unas relaciones mejor repartidas que fortalecen la aceleración, en especial en ciudad. La primera velocidad es muy corta, y el salto de revoluciones con cada cambio mantiene al motor en su pico de torque entre 3000 y 4000 rpm. Además, la acción de la palanca es sencilla y el pedal de embrague es suave, facilitando el manejo en situaciones de trancón.

El segundo gran cambio está en la dirección, que deja de tener asistencia hidráulica para pasar a ser asistida eléctricamente. Ofrece una dirección muy suave en maniobras de parqueo, pero firme para la carretera. La economía de combustible también es encomiable: hasta 70 kilómetros por galón, aunque en ciudad se acerca más a los 50. Ayuda también el peso bajo, inferior a una tonelada.

Equipos y seguridad

General Motors invirtió cerca de $22.000 millones en la planta de Colmotores para el nuevo Chevrolet Beat 2018, que tiene una estructura reforzada en acero de alta tensión. Así mismo, estos rediseños permitirían que las reparaciones en caso de colisiones frontales y laterales fueran más económicos, un elemento importante en un primer vehículo para un conductor novato.

En el tema de equipación, además del sistema MyLink con vínculo a Android Auto y Apple CarPlay (ausente de la versión de entrada), Chevrolet dotó a la versión full equipo de una cámara de reversa muy útil por el tamaño reducido del vidrio trasero. Además, cuenta con controles del sistema de entretenimiento desde el timón en sus versiones full equipo, y con ayudas como aire acondicionado para mejorar la comodidad.

El objetivo de este vehículo es ofrecerle a muchos compradores jóvenes un vehículo cómodo, accesible y con espacio suficiente para sus necesidades. El precio es competitivo con los hatchbacks como el propio Spark GT que dominan el mercado de entrada, y con accesorios interesantes podrá aspirar a quitarle clientes a autos más grandes pero "pelados".

Ficha técnica
Modelo: Chevrolet Beat 2018 LTZ
Motor: 1,2 litros, 80,5 caballos de potencia.
Transmisión: Mecánica de 5 cambios.
Tracción: delantera.
Precio: $41,6 millones, arranca desde $34,8 millones.
Más noticias del mundo automotor aquí
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo