Ocho aspectos a tener en cuenta para que vender su moto no sea un dolor de cabeza

¿Le llegó el momento de vender su moto y no sabe por dónde comenzar? Acá unos aspectos infalibles para que consiga venderla.

Por Publimetro Colombia
Getty Images
Ocho aspectos a tener en cuenta para que vender su moto no sea un dolor de cabeza

Vender una moto de segunda no es una tarea fácil, pero tranquilo no se preocupe aunque la oferta sea amplia, si desea salir de su vehículo de dos ruedas, entonces deberá ser inteligente para conseguir captar la atención de la mayor cantidad de posibles clientes.

La venta de su moto puede ser mucho más sencilla si además de la documentación oficial para hacer los trámites, dispone de otros documentos con los que el posible comprador pueda ver el mantenimiento y los cuidados que le ha dado. Así que si dispone de revisiones de la moto, su manual o las últimas facturas del taller donde le hace el mantenimiento o reparaciones, serán documentos que el comprador agradecerá que se los muestre para hacerse una idea más aproximada del trato que le ha dado a la moto.

Y si cuenta con el informe donde se apuntan las faltas leves o graves que ha tenido la moto en la última inspección, también es uno de los documentos que darán confianza al comprador aún cuando tenga anotadas algunas faltas.

Al momento de exponer la oferta, describa la moto con mucha claridad mencionando con exactitud el modelo, cilindraje, año, accesorios extra (si los tiene) kilometraje y otros datos importantes que, seguramente, interesarán a un nuevo comprador. Además es importante que no mienta en ninguno de estos aspectos, pues solo conseguirá que tanto usted como el comprador pierdan el tiempo con un producto que no es el esperado.

Si su moto tiene algunas piezas desgastadas, no dude en cambiarlas antes de exponerla a la venta, cambiarlas le darán otro aspecto más nuevo a la moto. Por ejemplo, una de las más sencillas son los puños del manillar, si están muy desgastados darán un aspecto viejo y de mucho uso. También elementos como las ruedas o la batería nueva pueden hacer que un posible comprador se decida a comprarla por estos pequeños detalles que no requieren mucha inversión.

Como en cualquier negocio, la primera impresión es la que cuenta, deberá preocuparse porque luzca limpia y sin rastro de polvo acumulado. Basta con que le de un lavado profundo, revisar el estado de todos los rincones y también revisar la pintura, pues si es necesario, deberá pulirla para conseguir que brille y se vea en las mejores condiciones. En este punto también es importante resaltar que deberá tomarle buenas fotos a su moto, haga que luzca bien y capture detalles importantes que quiera destacar, por ejemplo unas buenas llantas o si está recién pintada. No se conforme con fotos mediocres, recuerde que cuando se trata de vender todo entra por los ojos.

Por último elija un precio que sea competitivo y acorde con la realidad del mercado, por más que le tenga cariño a su moto debe entender que no podrá venderla al mismo precio que la compró, y es que mientras más atractivo sea el coste mayor facilidad hay de que la pueda vender.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo