logo
Columnas
/ Presidencia / Presidencia
Columnas 22/12/2020

¡Personaje del Año!

“Pese a muchas reservas a su gobierno, tengo que destacar que el presidente Duque es sin duda alguna el personaje del año”: Guillermo Rodríguez

Este año que termina deja varias anécdotas, varios pasajes aprendidos y otros desaprendidos. Las probabilidades de olvidar un año como este al detalle serán casi nulas, a finales del 2019 se auguraban vientos complejos para el país, pues no podemos olvidar el profundo caos que vivió Colombia por cuenta de los paros en donde imperó el saqueo, la hostilidad y vientos difíciles, sin embargo nunca nadie podría imaginar que ad portas del 2020 tendríamos una pandemia, la cual enviaría al confinamiento preventivo y obligatorio a todo el planeta, circunstancia que por ende pondría en graves dificultades las economías del mundo, los gobiernos y, desde luego, la sociedad en general.

Muchos de los que tenemos la costumbre de participar en los certámenes democráticos, depositando nuestro voto por lo que consideramos políticamente correcto y cercano a los valores democráticos, veíamos con gran escepticismo las posibilidades de que el actual gobierno saliera airado por cuenta de la profunda crisis que rodeaba poder gobernar, con todo el ambiente tan nublado y enrarecido por cuenta de no recibir un Estado con corte de cuentas, el cómo se recibía un país desde el tema fiscal, deuda pública externa, gasto público, legitimidad institucional y graves amenazas a la estabilidad democrática, como la imposibilidad de contener los narco cultivos con aspersión aérea, y la falta de coherencia en algunos aparatos de justicia.

Desde luego, al presidente Duque le tocó gobernar en tiempos difíciles, en medio de una grave escalada de violencia rural por cuenta de bandas de narcotráfico, la creciente y exacerbada instalación de laboratorios para el procesamiento de alcaloides y la dificultad para enfrentarlos por cuenta de la deslegitimación de la autoridad de manera clara gracias a la dificultad para administrarle justicia, a los actores de violencias nuevas e históricas por cuenta de un nefasto y mal negociado “acuerdo de paz”, las perspectivas para Duque eran todo un desafío, y lograr interpretar a un país era en muchas ocasiones temerario desde todo punto de vista.

Por tal razón pese a muchas reservas a su gobierno, tengo que destacar que el presidente Duque es sin duda alguna el personaje del año: logramos el inicio del 2020 con un crecimiento económico superior a muchos países de la región, se logró enfrentar contra viento y marea desde el mes de marzo la pandemia, lo cual no tiene precedente alguno en la historia, pues el coronavirus cambió nuestras vidas; con su equipo de trabajo logró diseñar estrategias claras para enfrentar las consecuencias directas de la pandemia, en primer lugar vale destacar la inversión de cerca del 11% del PIB para superar los efectos de la misma, sin contar con los movimientos presupuestales y diplomáticos para lograr beneficiar a cerca del 80% de la población con la añorada vacuna, la cual se iniciara a distribuir a principios de febrero.

Destinó cerca de 2 billones de pesos para inversiones en sectores como la ciencia y la cultura, dándole fondos financieros a los ministerios del deporte y de la ciencia, los esfuerzos en mantener los puestos de trabajo han sido toda una apuesta, apoyando a mas de 100 mil microempresas el 40% del salario mínimo, y la prima de algo mas allá de 2.5 millones de trabajadores. Bajo el liderazgo de Duque se abrió un caso en la Corte Internacional de Justicia contra Nicolás Maduro, ha protegido a millones de venezolanos regularizados en nuestro territorio, y bajo su comando se han dado certeros golpes militares a las llamadas “disidencias” de las Farc.

Corolario: Sobran las razones para lograr ser generosos con el presidente Duque y graduarlo como el personaje del año; sería muy asertivo que el gobierno examinara la posibilidad de exceptuar los servicios anexos que hacen parte de la estrategia de seguridad y defensa nacionales, para que ellos no se vean afectados por cuenta de la reforma que viene a la jornada laboral en el congreso.

@guillorodrig