logo
Columnas
Columnas 23/09/2019

Los Rastrojos: ¿aliados del Estado?

““A él muchas personas lo saludan con afecto y con aprecio”. Esa es la respuesta del Presidente Iván Duque ante las fotos de este impoluto y buen muchacho, posando junto a ese noble grupo de fanáticos colombianos”: Andrés Hernández

El ingreso de Juan Guaidó, el autoproclamado Presidente de Venezuela, a través de rutas utilizadas por narcotraficantes, es un hecho que no ha sido evaluado con severidad por los medios de comunicación; después de todo, no estamos hablando de cualquier persona posando con amiguitos en una cantina, sino de un mandatario latinoamericano sonriendo al lado de paramilitares.

El cruce fronterizo realizado por Guaidó empezó en una parcela muy notoria del sector: una hacienda famosa por ser casa de pique, centro de torturas y asesinatos, y base de operaciones de “Los Rastrojos”. Así el Estado se esmere en embellecer la evidencia, quedó muy claro que Los Rastrojos participaron en la entrada de Guaidó al país. Brother, el Menor, Argenis Vaca, Nandito, y el famosísimo contrabandista Jonathan García, son algunas de las joyitas que aparecen en varias fotografías con alias “el Titán”, ese honorable Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

“A él muchas personas lo saludan con afecto y con aprecio”. Esa es la respuesta del Presidente Iván Duque ante las fotos de este impoluto y buen muchacho, posando junto a ese noble grupo de fanáticos colombianos. Solo hace falta que, al estilo de Macías, se le coloque una lagarta placa en el Congreso. Al parecer, esta Administración considera como un “héroe de la democracia” a alguien que justifica su legitimidad como Presidente pidiendo el apoyo de criminales.

En un video grabado posterior al foto-estudio podemos apreciar a los integrantes del séquito que escoltaría a Juanchito al súper show que le tenía Duque al otro lado de la frontera. En la silla del conductor, encontramos un narcoparamilitar rastrojito de chofer, y en la comitiva de despedida encontramos a Henry Vera, el corrupto alcalde de Puerto Santander, además de agentes de seguridad de la Presidencia.

Nuestra triste sociedad deberá aceptar que para el estado es más importante la situación de Venezuela, lo que pasa con los hermanos venezolanos y tratar todos los días a Maduro de tirano, dictador y todos los adjetivos para poder tapar los debates y la misma realidad del país.

Para el Gobierno es mejor hacer alianzas con Los Rastrojos para ingresar autoproclamados al país o quizá jugar con un balón, sin saber que esa pelota puede ser la cabeza algún candidato o un líder social que es asesinado a diario mientras pedía a gritos proteger su vida.

Señor Presidente, usted tiene ahora la maña de hacer consejos de seguridad una vez asesinan a las personas, pero no para prevenir que sean asesinadas.

Twitter: @AndresCamiloHR