¡Fue la UIAF!

Guillermo Rodriguez M. / Abogado

Por Guillermo Rodríguez M.

Luego de la fuerte polémica por el conocido artículo de The Economist en el que se aseguró con suficiente sustento que las Farc guardan una fortuna cercana a los 10 billones de dólares, es decir algo superior a los 33 billones de pesos, muchas voces que abogan por el movimiento insurgente que dice estar negociando la paz en La Habana hicieron lo propio, afirmar que el grupo terrorista no tiene dinero, asunto por el cual hace que se sustraiga de su obligación de reparar a las víctimas, nada más absurdo y salido de toda realidad, indicar que las Farc, socias principales del ‘Chapo’ Guzmán y otros carteles de la droga en México y el mundo, no tengan una chequera robusta.

El medio británico aseguró, entonces, que tenía como sustento un informe de un organismo del Gobierno Nacional, en el que se contrastaba información recopilada durante años; como era de esperar, muchos empezaron a buscar de qué informe se hablaba y quién tenía el dominio de dicha información. Desde La Habana también hicieron mofa al asunto, como lo hizo alias Iván Márquez, quien aseguró como pifia el informe del medio inglés, pero lo realmente preocupante es que efectivamente sí existe ese informe, como era obvio; quien lo filtró, y muy seguramente quien hizo su trabajo de manera legal y extraordinaria, ya no estará más en el Gobierno.

Así es, se trata de Luis Edmundo Suárez, quien hasta hace apenas un par de días se desempeñó como director de la Unidad de Investigación y Análisis Financiero (Uiaf), entidad creada en el Gobierno de Uribe con el propósito de rastrear el blanqueo de capitales y de hacer estudios e investigaciones serias para contrarrestar el movimiento de dineros como producto de actividades ilegales; pues como era de esperarse, más duraría un “merengue en la puerta de un colegio”, dice el adagio popular, que el funcionario, que filtró la información al medio británico. Luis Edmundo, muy gallardo, enrostro al jefe de Estado y se responsabilizó de la información.

Como era apenas de esperar, a Luis Edmundo le tocó presentar su renuncia al Gobierno, y de paso se desestima la investigación que desarrolló en su paso por la Uiaf, tan diáfanas afirmaciones al indicar que no es un estudio serio, validado y con altos estándares técnicos, tan convenientes aquellos que solo se dedican a validar todo lo que beneficie a las Farc y tan acomodados aquellos que con el propósito de salvaguardar los intereses del grupo terrorista, salen a restarles credibilidad a informes serios como muy seguramente es el informe de Suárez, ¿qué paz puede haber si un cartel multimillonario con majadería se sustrae de reparar a sus víctimas?

A Suárez le toco dar un paso al costado por hacer su trabajo, ojalá lleguen a esos cargos hombres como él, que lejos de prácticas clientelistas y conveniencias de “alta política” hacen su trabajo, ojalá que quien lo suceda no solo haga lo propio con los carteles de la droga, también sería excelente hacerles un perfil de consumo a muchos funcionarios que se ganan 10 pesos en el Estado, pero que extrañamente consumen 50, por ahora podríamos indicar si en el año 1999 las Farc tenían 9000 millones de dólares, ¿cuánto más podrían tener ahora?

Encuentre más columnas de opinión aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo