Y2K: el apocalipsis de la moda (que no puede volver a suceder)

Nelson Rueda Argumedo / Instagram @nargumedo

Por Publimetro Colombia

Si bien sabemos que retornar a la infancia escuchando Britney Spears, Backstreet Boys, ‘N Sync y cualquier boy band de la época es algo que resulta sumamente entretenido, pero hacer ese viaje al pasado no es tan divertido cuando te ves en una foto con un par de jeans sin bolsillos, camisas de malla y un sombrero pesquero. En la historia, los años 2000 fue una época que simbolizaba el apocalipsis en muchas religiones, mientras que para otras era el comienzo de una nueva era. En la moda y las películas de ficción era el ápice e inspiración en la tecnología, incluidos muchos virus informáticos como el Y2K. Sin embargo, al igual que el karma, la moda es cíclica y cuando uno menos espera, ¡boom! estamos reviviendo alguna época. Temiblemente, el 2000 está regresando con todo su furor y moda posapocalíptica encabezando la lista –junto con los setenta– y poco a poco, lastimosamente, ganándose varios adeptos.

La moda en el año 2000 fue una secuela de los años noventa, abandonando la logomanía, conservando un poco de bling y siendo víctima de un futurismo irreal. La indumentaria deportiva pasó de ser utilizada fuera de su ámbito utilitario y las sudaderas de Juicy Couture eran el objeto de envidia de muchas mujeres. ¿Quién no recuerda a Paris Hilton en The Simple Life o la madre de Regina en Mean Girls? Desde J. Lo hasta David Beckham cayeron en esta corriente que muchos consideraban la moda de los nuevos ricos y que de alguna forma logró estilizarse y ubicarse dentro de una de las tendencias callejeras más apetecidas: urban chic. Por otro lado, la indumentaria de los metálicos seguía creciendo, siendo el rezago de la tendencia disco fusionada con la idea de que en el 2000 habría autos voladores y robots en las calles. Aún los sigo esperando. Los metálicos hacían simbolismo a la máquina y lo robótico, y por suerte la fuerza del fetiche de ser un transformer humano de aquella época se redujo hoy en día a faldas, zapatos y accesorios. 

Cuando el bling bling no solo se quedó en los collares extravagantes y llegó a los bolsillos de los jeans –si casualmente tenían–, a las camisetas, bolsos, cinturones y hasta los dientes, reconocimos que rebosamos el vaso. Sin embargo, son los millennials tempranos, quienes solo vivieron la finalización del ciclo, los que quieren revivirla; con estilo, claramente. Pero ni el mejor ajuste puede lograr que un vestido con blue jeans sea apto para una alfombra roja. Los años 2000 fueron tan complejos y globales como el virus Y2K, pero como todo evento histórico hay que dejarlos en la nostalgia de lo que fue.

Después de ver pasarelas como las de Rihanna Puma Fenty, Calvin Klein, Acne Studios, Yeezy y Balenciaga, con un minimalismo futurista y una utilización de tendencias del 2000, solo queda rezar y rogar si es necesario para que los diseñadores maximalistas –o los que todavía ignoran esta época– no se vuelvan victimarios de este movimiento que de vez en cuando hace remembranzas innecesarias en las pasarelas.

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.S.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo