Pieles sintéticas: usar o no usar

Por Nelson Rueda - @Nargumedo

Por Publimetro Colombia

Hace pocos días, Giorgio Armani anunció que su compañía se librará del uso de pieles en sus colecciones. Cediendo a la presión de activistas de los derechos animales, Armani se une al grupo de otros grandes como Tommy Hilfiger, Hugo Boss y Calvin Klein.

Las pieles animales han sido usadas desde hace siglos y siempre han estado ligadas a la moda y a las bajas temperaturas. Sin embargo el debate sobre el uso de pieles recientemente ha generado todo tipo de opiniones: Peta, por un lado, apunta a que el mayor problema yace en el uso desregulado y la falta ética del negocio, mientras que los que trabajan con pieles tratan de aminorar estos daños amparados por la legislación internacional para satisfacer a los clientes que todavía ven el uso de pieles como la prevalencia de la riqueza y el estatus económico. La piel sintética nace como una alternativa, sin embargo ¿logra la piel sintética ser un mediador en el gran debate de usar o no usar?

La industria de la moda sabe que el uso de las pieles hace parte del abanico de materiales para fabricar una colección. Por eso los empresarios que se ponen de parte de los activistas, pero que entienden la necesidad de las pieles en la moda, buscan en las pieles sintéticas el eslabón para calmar el debate. Sin embargo, fabricar una piel sintética que sea de gran calidad y que imite a su versión real es un trabajo difícil, y el problema se centra en convencer a quienes usan pieles reales para que se cambien a una piel sintética con la promesa de que “no te harán sentir barato”. Y en esto hay que ser honestos: una piel sintética mal hecha no se siente ni se ve bien.

Hay tres características importantes a la hora de escoger una buena piel sintética: suavidad, resiliencia y tipo de acrílico. Una piel natural es suave, por ende lo tiene que ser una sintética, si esta se siente irritante o áspera es mejor descartarla y seguir buscando. La resiliencia o poder de recuperación es la capacidad de que las fibras reboten al tacto y vuelvan a su forma original. Si la silueta de tu mano queda en la piel es preferible invertir en otra pieza. Las pieles sintéticas están elaboradas principalmente de acrílico, sin embargo es el tipo que se emplea el que hará que la suavidad y resistencia sea óptima. Se recomienda la fibra de acrílico tipo kanecaron y tissavel.

Entiendo y apoyo el uso de las pieles sintéticas como una solución para evitar la caza de animales. Sin embargo, terceras opiniones apuntan hacia las técnicas para el tratamiento de estas pieles, las cuales causan un gran impacto ambiental –otro debate sobre la industria en general–. Sin embargo, la razón por la cual la aparición de pieles sintéticas no parece calmar el debate es por el argumento de que aunque son sintéticas aún reflejan la naturaleza inhumana del hombre contra los animales. Entonces, ¿usar pieles, cualquiera que sea su naturaleza, es malo? Sin embargo ¿es ahora cuando absolutamente todo se considera inapropiado y no hace 40 años, cuando el negocio de pieles estaba en todo su esplendor? La verdad si alguien usa una piel sintética en vez de una piel de conejo, podemos decir que es un gran paso.

Las pieles sintéticas son una tendencia que viene manteniéndose con fuerza desde las temporadas pasadas y que cada vez gana más adeptos, quienes entienden la problemática social y ambiental que representa el usar pieles reales. Sí, probablemente habrá todavía pequeños grupos que se abstienen al cambio como Anna Wintour o Alexander Wang, y otros que se oponen como Calvin Klein o Saks, pero al menos hay una opción diferente al “no lo uses”, como lo hace Stella McCartney. Son, por ende, las pieles sintéticas y el esfuerzo en mejorarlas la forma de ponerle fin al debate y satisfacer a ambas partes.

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo