¡¡¡Se vale llorar!!!

Por: Camila Chaín. @camilachain/ Directora de Contenidos del Sistema W Radio Colombia y Mujeres W

Por Camila Chaín

Los colombianos estamos felices por varias razones, la más importante es que ganamos los primeros dos partidos del Mundial con un equipo aguerrido y muy talentoso, que demuestra estar unido y tener claro el objetivo.

Pero en el partido de ayer hubo algo que llamó mucho la atención de los millones de televidentes alrededor del mundo. Un jugador de Costa de Marfil lloró desconsolado mientras sonaba el himno de su país. 

Yo lo vi y pensé: debe ser muy emocionante representar a la tierra que nos vio nacer y si yo lloro desde mi casa oyendo el himno de Colombia, no me imagino lo que siente un jugador en la cancha. Lo que no parecía tan “normal” es que rompiera en llanto de forma intensa, expresando con sus gestos, tal vez dolor, tal vez melancolía. En fin, después de unos minutos, en las redes sociales muchos comenzaron a burlarse del gesto del jugador, diciendo que no llorara tanto y jugara, ya saben, algo común en estos medios que muchas veces muestran a seres duros y ruines haciendo una especie de bullying, como si no pudiera uno expresar sus sentimientos. 

Después de eso llegaron los mensajes de apoyo a Serey Die, gente pidiendo respeto por la terrible situación por la que pasaba, informando que su padre había muerto dos horas antes y que una llamada de sus familiares lo había alertado antes del juego. 

Hubo miles de retuits y se crearon varios hashtags en apoyo al jugador, todo el mundo pidió respeto, le dio ánimo, analizó la gallardía con la que, a pesar del duro momento, el jugador decidió salir a la cancha. 

Pero pasó lo que nadie esperaba, que todo esto fuera una historia que alguien inventó y que se convirtió en noticia mundial, porque, al final, Serey aclaró en su cuenta de Instagram que sí había llorado recordando a su padre, quien murió en 2004, y que también lo hizo por la emoción de estar en un Mundial representando a su país. 

Muchos tuvieron que rectificar, porque la falsa noticia corrió como el agua y fue ratificada por todos, menos por el protagonista, quien seguro nunca imaginó que su llanto mientras cantaba el himno se convertiría en algo viral. 

Por mi parte sigo pensando que debe ser muy emocionante poder representar al país de origen en una competencia de cualquier tipo, saber que de tantas personas te eligieron a ti para defender los colores de tu patria, que millones depositan su confianza en ti para que hagas algo bueno por tu país, aunque también sigo pensando que nos falta ser más rigurosos y responsables con la información que replicamos de las redes sociales. 

Colombia sigue imparable y se vale llorar cantando el himno, seas un jugador que participa en el Mundial, ¡o un hincha cualquiera en algún rincón del mundo!

Feliz fin de semana.

 

Por: Camila Chaín. @camilachain/ Directora de Contenidos del Sistema W Radio Colombia y Mujeres W

*Las opiniones expresadas por el columnista no representan necesariamente las de PUBLIMETRO Colombia S.A.S.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo