Una obra para cada quien. Guía clave para lo que queda del Festival

Por Sofía Arrieta*

Por Publimetro Colombia

Desde el viernes 23 de abril como teatro, sueño teatro, pienso teatro y hablo teatro, aunque paradójicamente, no veo tanto teatro.

O al menos no lo veo completo. Soy una de las presentadoras del Canal del Festival lo que nos llevaría a pensar que me estoy convirtiendo en una suerte de experta. Y aunque eso no sea cierto, lo que sí pasa es que he picoteado todo tipo de compañías y géneros.

He entrevistado a directores, actrices, actores, cantantes, productores, dramaturgos, payasos, dramaturgistas, títeres, bailarines, directivos, empresarios, transeúntes y otros tantos personajes que hacen que esta fiesta ocurra o que simplemente se ven afectados por la irrupción artística que se toma la ciudad. Bogotá cambia. Y partiendo de esa mirada, si bien fragmentada, a la vez privilegiada que me da este oficio que llevo haciendo en los últimos días, puedo asegurar que los bogotanos nos ponemos más dramáticos, o más cómicos, en todo caso, más teatrales.

Es bonito ver a los niños maquillados o disfrazados en Ciudad Teatro agarrados de la mano de unos padres mucho más cómodos ante la posibilidad de hacer el ridículo, de jugar, de “payasear”. Por estos días hay un ambiente más permisivo, de complicidad.

Es como si todos dijéramos: “¡Ay, esas cosas locas de los teatreros!”. Pero en últimas, nos encantan esas cosas, nos liberan. Establecemos un vínculo con ese otro espectador que también se ríe o que también se conmueve con lo que está viendo.

No se equivocan quienes afirman que el Festival Iberoamericano es el verdadero carnaval de Bogotá. Entre otras, porque hay para todos los gustos. Ahora bien, sin querer queriendo, ahora que arranca la tercera y última franja del festival, me arriesgo a proponer unas obras para unos cierto estados de ánimo o para unas determinadas situaciones.   

El clásico obligado: Julio César. País: Francia. Compañía: Centro Dramático Nacional. Sala: Teatro William Shakespeare. Del 4 al 8 de abril.

La obra para sentirse bien posmoderno: Hey Girl! País: Italia. Compañía: Societas Raffaello Sanzio. Sala: Teatro Gilberto Alzate Avendaño. Del 5 al 8 de abril.

La obra para recordar la sensación de ser el colado de la fiesta y por lo tanto explotar el lado voyerista: Como quieres que te quiera. País: Colombia. Compañía: La Maldita Vanidad. Sala: La Casa del teatro Nacional. 3 y 4 de abril.

Si quiere sorprenderse con la excelente calidad del circo en Colombia: Zoom. País: Colombia. Compañía: La Gata Circo. Sala: Teatro Estudio Julio Mario Santo Domingo. 2 y 3 de abril.

Una obra que a partir de los cuerpos en movimiento se ocupa del problema del alma: Camino Vertical. País: Gran Bretaña. Compañía: Akram Khan Company. Sala: Auditorio León de Greiff. Del 4 al 8 de abril.

La obra para llevar a los hijos, sobrinos y primitos con la certeza de triunfar: Monik y su mundo de cartón. País: Colombia. Sala: Casa Ensamble Multiplex – Arlequín. 3 y 4 de abril.

La obra que si no ve, después no diga que no tiene con quién hablar: 1984. País: Estados Unidos. Compañía: The Actor’s Gang. Sala: Teatro Libre Chapinero. Del 3 al 7 de abril.

La obra para ir con todo el parche: El Club del Tropel. País: Colombia. Sala: Casa Ensamble Multiplex – Arlequín. Del 5 al 7 de abril.

La obra para quedar bien con los suegros: Donka, una carta a Chejov. País: Suiza. Compañía: Finzi Pasca & Festival Chejov. Sala: Teatro Jorge Eliécer Gaitán. Del 4 al 8 de abril.

La obra que se gozará aún más si asiste con la certeza de no tener las medias rotas: Tengo una tía en la Soledad. País: Colombia. Sala: Casa Ensamble Multiplex – Sala Buenaventura. Del 3 al 7 de abril.

La que genera una gran curiosidad: Nadie lo quiere creer. País: España. Compañía: La Zaranda. Sala: Teatro Camarín del Carmen. Del 5 al 8 de abril.

La obra absurda. Aunque, cualquier parecido con la realidad (…): El Rinoceronte. País: Colombia. Compañía: Teatro Nacional y Compagnie Des Helices. Sala: La Casa del Teatro Nacional. 5 y 6 de abril.

La obra en la que las bailarinas de ballet tienen que afeitarse la cara antes de salir a escena: Les Ballets Trockadero de Monte Carlo. País: Estados Unidos. Compañía: Les Ballets Trockadero de Monte Carlo. Sala: Teatro Mayor Julio Mario Santodomingo.

La colombiana más esperada: Blackbird. País: Colombia. Compañía: Teatro Santo Domingo y Casa Ensamble. Sala: Casa Ensamble Multiplex – Sala Buenaventura. Del 3 al 7 de abril.

La obra sin palabras: Cocorico. País: Francia. Compañía: Productions Illimitées. Sala: Teatro del Gimnasio Moderno. Del 4 al 8 de abril.

Porque cómo no agasajar al Invitado especial: Electra. País: Rumania. Compañía: Teatro National Radu Stanca de Sibiu. Sala: Teatro Nacional La Castellana. Del 4 al 8 de abril.

La obra para dejarse impresionar: Leonardo, trabajo práctico No 1. País: Argentina. Compañía: La Arena Circo. Sala: Palacio de los Deportes. Del 4 al 8 de abril.

Si le interesa desatrasarse en política italiana y saber algo de la era Berlusconni: Hecho en Italia. País: Italia. Compañía: Babilonia Teatri. Sala: Teatro Libre del Centro. Abril 4 al 8.

Y si lo que quiere es tomarse unos tragos en un cabaret inolvidable: Cantina. País: Australia. Compañía: Strut & Fret y el Festival de Brisbane. Sala: Gran Salón de Corferias. Del 3 al 7 de abril.

PD: La que si no tiene boleta, ya ni modo porque está agotada: Esperando a Godot. País: Rumania. Compañía: Teatro National Radu Stanca de Sibiu. Sala: La Casa del teatro Nacional. 2 de abril.

*Actriz, presentadora del canal oficial del FITB.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo