Noticias

Cali suma 241 comparendos por pruebas positivas de alcoholemia

A propósito de la tragedia donde el empresario Enrique Vives arrolló a 7 personas en estado de alicoramiento, así está la situación en Cali.

Alcoholemia

En la madrugada del lunes 13 de septiembre una tragedia ocurrida en la vía que de Santa Marta conduce a Gaira se hizo viral. Un reconocido empresario arrolló a 7 jóvenes con una camioneta en alto grado de alicoramiento. Si bien este no es el primer caso de un accidente causado por una persona ebria, sí es uno de los que generó más indignación. 6 vidas se apagaron en medio de un siniestro evitable. Por esto hablamos con el secretario de Movilidad de Cali, William Vallejo, quien nos puso en contexto sobre la situación en la ciudad. El funcionario, nos habló acerca de las cifras, las multas, responsabilidades y campañas que se adelantan desde la cartera.

La reactivación aumenta los casos

El secretario de Movilidad de Cali, William Vallejo, da un parte positivo este año respecto a las cifras del año anterior, evidenciando una reducción con respecto al mismo periodo del 2020. «Durante el periodo comprendido entre el 1 de enero y el 18 septiembre de este año, en comparativo con el año anterior, hemos presentado una disminución en 12 casos. En parte porque tenemos una disponibilidad de agentes de tránsito limitada que reduce el número de operativos que podemos generar aunque nunca hemos dejado de hacerlos».

Añade que «también es porque gran parte del año, la cadena de valor que está relacionada con el consumo de alcohol; que son los bares, las discotecas y todos estos lugares ha estado cerrada. Solamente hasta hace un mes, empezó su reactivación propiamente dicha. Ya con esa reactivación se empiezan a incrementar los casos de alcoholemia; como lo que nos ocurrió el fin de semana pasado donde tuvimos 6 casos positivos que reportar en los puestos de control durante Amor y Amistad».

Este no es un tema menor, según Laura Lugo, médica de la Universidad del Valle a la que consultamos, el efecto del alcohol al volante es devastador. «Cuando una persona consume alcohol, se altera la capacidad de seguir objetos. Los tiempos de reacción ante cambios en la vía son más lentos pues se altera la capacidad de juzgar distancias y la precisión para seguir la trayectoria. No solo eso, a nivel psicológico inicialmente se aumenta la agresividad y la euforia disminuyendo la concentración. Con dosis más altas, el alcohol aumenta la somnolencia».

Multas de alcoholemia son las más altas

El secretario William Vallejo nos confirmó que hasta hoy se han impuesto 241 casos de comparendos por pruebas positivas de alcoholemia. «Esa es la multa más costosa de todas. Depende del grado de alicoramiento en el cual se identifique a la persona a través de la prueba de alcoholemia. La multa donde la prueba registra un grado cero; que equivale a un consumo de 1 o 2 cervezas y se registre por primera vez, tiene un costo de $2’941.000. Adicional a eso está la inmovilización del vehículo, la suspensión de la licencia por un año y 20 horas de servicio comunitario. Si se es reincidente, la multa cuesta $4’412.000. Ya una tercera vez, en grado 0. La multa va por los $5’900.000 con una suspensión de la licencia por tres años y la inmovilización del vehículo por tres días».

La cifra

—  $47 millones vale la multa por no aceptar la prueba de alcoholemia

Añade que «si ya te vas a un grado uno, puedes tener multas entre los $5’800.000 y los $11’700.000. En grado dos inician las multas desde $11’700.000 y van hasta los $23’500.000. En el grado tres, que es una persona conduciendo con un nivel de alicoramiento equivalente a un consumo de 8 cervezas, 3 vasos de whiskey o 3 copas de aguardiente; estamos hablando de una multa de entre $23’500.000 y puede llegar hasta $47’000.000 si eres reincidente por tercera vez. Además de eso, el negarse a hacerse la prueba inmediatamente, sin importar el grado de alicoramiento que tengas; equivale a la mayor sanción que es lo que conocemos como la Ley Merlano, y tiene un valor de $47’000.000».

Lo anterior es solo lo que está estipulado en el código de tránsito que haría parte de un proceso de contravención. De ahí en adelante empezarían los procesos de índole judicial como el caso de Santa Marta. Esto ocurre en el momento cuando la persona alicorada se ve envuelta en un accidente y resultan víctimas heridas y muertas. Allí el agente de tránsito genera una solicitud de un SPOA y se convierte en una investigación judicial. Entonces entra la Fiscalía y determina la sanción adicional desde el código de convivencia que pueden contemplar hasta cárcel por tratarse de un homicidio.

Toda la cadena está comprometida

Los programas que adelanta la Secretaría de Movilidad de Cali están enfocadas en campañas educativas a través del Grupo de Educación y Cultura de Participación Ciudadana. Pero eso no es todo, agremiaciones como Asobares y Acodres están comprometidos con sus propias campañas.

«El llamado es a que evitemos estas prácticas que nos puede generar lesiones a nosotros y a personas ajenas a las determinaciones que hemos tomado».

Brany Prado, Director Ejecutivo de Acodres, nos contó su plan. «Lo que hemos estado impulsando desde el sector gastronómico es que siempre cualquier ingesta de licor debe estar acompañado en un 70% de su ingesta de alimentos. No toda la industria tiene esta particularidad, esto aplica para los restaurantes-bar que como su nombre lo indica, es la única figura comercial que existe actualmente donde predomina el alimento que reduce los niveles de registro. Esto, además de campañas como conductor elegido entre otras». Brany hace un llamado a la autoresponsabilidad, el autocuidado y la conciencia sobre grave afectación y cómo una acción individual irresponsable puede afectar a toda una comunidad.

Tags

Lo Último


Te recomendamos