Noticias

No murió por una selfi: la verdadera historia de la joven que murió al caer de un muro

El hecho ha conmocionado al país, habla su familia y explica lo que pasó.

Ana María Aguirre Chavarría, es la joven de 15 años que perdió la vida luego del terrible accidente. No murió por una selfie: la verdadera historia de la joven que murió al caer de un muro.

Los sueños de Ana María eran ser barbera y tatuadora, y este se vio frustrado el pasado jueves, cuando murió luego de un grave accidente.

El siniestro se presentó en barrio Santo Domingo Savio, en la comuna nororiental de Medellín. En los hechos, Ana María terminó gravemente herida luego de haber sido atropellada por un bus de transporte público.

Antes de eso, la joven se había resbalado intentado bajarse de un muro de contención. Su hermana Evelyn, de 19 años, enfatizó en que su hermana no murió tratando de tomarse una selfi, simplemente se resbaló tratando de bajar.

Cuando pasó el accidente su mejor amiga estaba con ella, y ya llevaban un rato sentados en el muro de contención, que tiene unas gradas.

La hermana de Ana María cuenta que ella era una niña tierna y con muchas ocurrencias. Tenía amigos barberos que le enseñaron cosas de ese oficio y además, soñaba con ser tatuadora, porque le gustaba mucho ese arte.

El Colombiano fue directamente al lugar en donde sucedieron los hechos y comprobó que efectivamente tratar de bajarse del muro de contención resulta peligroso.

No murió por una selfi: la verdadera historia de la joven que murió al caer de un muro

La menor de edad cursaba noveno grado en el colegio José Alberto Vásquez, del barrio Manrique, contó Evelyn.

«Hace cinco meses cumplió 15 años y no quiso fiesta ni viaje, solo una reunión sencilla con amigos. Era muy tierna, atenta, mimada, le gustaba mucho el cariño», contó la hermana.

«Vibraba con la cumbia, la guaracha y el rap. Tenía un gato a quien le puso Gus Alberto, que había muerto unos días antes», también contó.

Ana María estuvo en grave estado de salud en una Unidad de Cuidados Intensivos luego del accidente. Tenía lesiones en el cráneo, la carótida, los pulmones y además, muchas fracturas.

En el lugar fue visto por la vecina del sector el mismo joven con el que estaba Ana María el día del accidente. Encendió una vela allí y se quedó pensativo durante un buen rato, tal vez vacilando en que fue el último en ver saludable y sonriente a la joven Ana María.

Tags

Lo Último


Te recomendamos