logo
Noticias
 /
Noticias 21/07/2021

10 mandamientos sostenibles para tener un salón más amigable con el medio ambiente

Los compromisos medioambientales de las empresas aumentan año tras año. No sólo se trata de cumplir con legislaciones que recogen requisitos y buenas prácticas en este sentido, sino también de asumir un compromiso individual basado en el cuidado y el respeto de los entornos en los que se opera.

Desde hace unos años, los establecimientos comerciales y las empresas del mundo deben aplicar medidas para mitigar el impacto medioambiental. Los salones de belleza y tiendas especializadas no son la excepción para contribuir con el cumplimiento de dicho propósito.

Para empezar a contrarrestar este impacto desde el 1 de enero de 2021, en todo el territorio nacional se vienen aplicando medidas tales como el nuevo código de colores para la separación de residuos, lo cual debe hacerse en recipientes blanco negro o verdes, según el caso. Los ciudadanos y las empresas de todos los sectores tienen que realizar este proceso.

Uno de los sectores que más pueden contribuir a mitigar el impacto del medioambiente es el de la belleza. Y aunque dicho sector aporta al crecimiento de la huella de carbono generado por su consumo, es un sector que está empezando a cambiar por completo sus operaciones, para impactar menos al medioambiente.

En esa medida, muchos de los salones de belleza que operan en el mundo son conscientes de que la belleza sostenible está relacionada con la fabricación de los productos, los materiales que se usan en los cosméticos, los procesos internos que tienen que ver con el gasto de energía y los recursos que utilizan. Por eso, cada día se preocupan por adaptar prácticas que aporten un granito de arena a la preservación del medio ambiente.

Si quieres que tu negocio de belleza sea más ecológico, pon en práctica algunos consejos como estos: no encender las luces del salón en todo momento; y decirles a tus colaboradores o empleados que apaguen las luces en las habitaciones cuando no sean necesarias.

“Desde el inicio, en Kasah teníamos claro que nuestro sueño era tener un salón sostenible. No es un proceso fácil, concientizar a cada persona que llega al equipo; pero es el primer paso: lograr que sea un compromiso de todos y no individual.

Eso hace que todos los mandamientos sean posibles de lograr, por qué todos estamos en la misma sintonía. Por eso hoy, trabajamos en pruebas para manejar un papel ecológico y en lo posible reutilizable para prescindir del uso del aluminio. Hemos implementado pequeños cambios como reemplazar los vasos desechables por termos individuales y nuestros procesos, los llevamos todos de manera digital, evitando así, usar papel para impresiones.

Hemos logrado reciclar todo, absolutamente todo lo que se puede reutilizar, incluso cajas de tintes y cartón.”

Alexa Pérez – directora artística de Kasah Studio

Estos son los 10 mandamientos sostenibles para tener un salón más amigable con el medio ambiente:

1. Utiliza bolsas biodegradables; adiós bolsas de plástico:
Fueron en total 433 millones de bolsas de plástico las que se utilizaron en Colombia durante 2019. Sin duda, ésa es una cifra alarmante; pero tú puedes ayudar a disminuirla si utilizas bolsas biodegradables, que están disponibles en tiendas como Compostpack.

2. Ahorra luz:
Existen varias prácticas que puedes emplear: no encender las luces del salón en todo momento; decirles a tus colaboradores o empleados que apaguen las luces en las habitaciones cuando no sean necesarias; instalar interruptores de atenuación de luz y dispositivos para detección de movimiento; y adquirir equipos ahorradores de energía. En relación con todo esto,  Ecolite, empresa especializada en iluminación LED, ofrece magníficos productos de iluminación que nos ayudan a ahorrar energía y reducir costos, mientras cuidamos el planeta.

3. Decora tu salón y ayuda al planeta:

Poner plantas en tu salón es una acción formidable, mejor aún si son verdes, ya que producen el oxígeno necesario para contrarrestar las emisiones de anhídrido carbónico. En el mercado existen muchas empresas como Bio_degradables, que ofrece macetas geotextiles, recipientes ideales para las plantas, pues permiten que fluya bien el agua que se les echa sin que se generen encharcamientos, gracias a lo cual las raíces no se pudren y son más fáciles de cuidar.  Esta práctica es fundamental para recordarte que debes crear conciencia y compromiso con el medio ambiente.

4. Ahorra agua:

¿Sabías que, aunque nuestro cuerpo requiere solo de 2 a 3 litros de agua al día, en Colombia una persona consume en promedio 200 litros en distintas actividades? Es un dato asombroso. Por ello, si deseas contribuir a su ahorro, puedes hacerlo de manera sencilla. Por ejemplo, cierra el grifo del lavacabezas mientras aplicas los productos y masajeas; y limpia periódicamente con un cepillo el aireador de los grifos, que está al final del pico de la grifería; así te aseguras de que el agua salga en forma óptima.

Instala dispositivos con el que puedes evitar el derroche de agua mientras ésta alcanza la temperatura adecuada para el cabello de tus clientes. También resulta útil un economizador de agua, que es un simple filtro que se adapta a todo tipo de grifos.

5. Reduce el uso de desechables:

Cuando ofrezcas bebidas a tus clientes, sírvelas en vasos de vidrio reutilizables.  Lifepack es un emprendimiento colombiano que emplea maíz y piña para fabricar platos y vasos, los cuales pueden plantarse después de utilizarse.

6. Usa marcas de belleza respetuosas con el medio ambiente:

Los productos que aplicas a tus clientes también son importantes para mitigar el impacto medioambiental. Es por eso que adquirir marcas que impulsan la sostenibilidad es clave, como Igora Royal, la línea de tintes de la marca Schwarzkopf Professional, hace el relanzamiento de nuevos empaques y se convierte en una de las marcas más sostenibles del mercado gracias a sus envases sostenibles: el 92% de la caja está hecha con cartón reciclado; el tubo con aluminio es 100% reciclado y la tapa  plástica también es 100% reciclada. Por supuesto, manteniendo la misma formulación de alto rendimiento y ahorrando 770 toneladas de material virgen por año**. “Hacer más con menos”, en lo que respecta a su huella global.

**Basado en las cantidades de ventas del año completo de 2019.

7. Reducir y reutilizar:
Si deseas tener un lugar medioambientalmente sostenible, una de las acciones que debes realizar es reutilizar los empaques de plástico de los productos que adquieras. A propósito de esto, KipClin es una empresa colombiana que implementa un innovador sistema ecológico de refill de productos de limpieza: lavaloza, limpiapisos, detergente líquido y suavizante.

8. Separar y clasificar:

Con la cantidad de envases que nos rodean hoy en día, estas dos palabras tienen más importancia que nunca, puesto que ayudan a reducir el consumo de energía y, por tanto, las emisiones de gases. Colombia recicla solo el 16,5 % de los más de 12 millones de toneladas de residuos sólidos que produce anualmente. Por eso, este año arrancó con la implementación de la resolución 1407 de 2018, que reglamenta el aprovechamiento de envases y empaques de papel, cartón, plástico, vidrio y metal en Colombia.

Recuerda hacerlo por colores; Blanco, residuos aprovechables limpios y secos, como plástico, vidrio, metales, papel y cartón; negro, residuos no aprovechables como papeles y cartones contaminados, papeles metalizados, entre otros. En esta bolsa o recipiente también deberán disponerse los residuos COVID-19 como tapabocas, guantes, entre otros; y Verde: residuos orgánicos aprovechables como los restos de comida, residuos de corte de césped y poda de jardín, etc.

9. Cuida tus aparatos eléctricos:
Mantén limpios y desconectados de las tomas todos los equipos eléctricos, como el secador y la plancha; así prolongarás su vida útil y evitarás el constante cambio o la compra de ellos. No los dejes en modo en espera, pues el standby o modo reposo es un enorme agujero por el que se va tu dinero.

10. Aplica todos los consejos e incluye otros:

Se nos escapan muchos consejos que podrías aplicar para que tu salón de belleza sea más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Sin embargo, lo más importante es empezar a aportar nuestro granito de arena. Si logras que tu salón sea ecológico será un punto diferenciador que te permita destacarte ante la competencia.