Noticias

Activista Yolanda Chaparro recibió eutanasia y partió sin dolor

Ya no hay dolor, murió tranquila y sonriente. Su lucha por la eutanasia continúa.

El pasado viernes, la educadora falleció tranquila y sonriente, el procedimiento fue corto y sobrio. Activista Yolanda Chaparro finalmente recibió la eutanasia por la que luchó.

Durante 13 meses batallón Yolanda Chaparro, de 71 años, para poder tener una muerte digna. Yolanda es la paciente número 124 en recibir la eutanasia en Colombia.

Lejos de los dramatismos, Yolanda finalmente obtuvo la eutanasia por medio de un proceso corto y sencillo. La mujer, militante del Partido Comunista, partió sin dolor de este plano físico. Sin embargo, su lucha continúa.

Desde 2019, a Yolanda le habían diagnosticado esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Desde el pasado mayo de 2020 había pedido que le otorgaran la muerte digna. Sin embargo, varios abogados y médicos le negaron su solicitud, alegando que aún estaba demasiado viva para morirse.

Activista Yolanda Chaparro finalmente recibió la eutanasia por la que luchó

Yolanda declaró para Noticias Caracol, que la eutanasia en Colombia solo aplica para quienes ya están al borde de la muerte. Con esto ella decía que así qué gracia. Según Yolanda, la vida es un ciclo y así como uno nace implícitamente muere.

«Hay que tomarlo como algo de la naturaleza humana sin tanto traumatismo. Y la gente que deje los apegos porque hay gente que ni puede morir por pensar en el cheque que tiene guardado», dijo minutos antes de morir.

Con respecto a esa lucha por la eutanasia, la muerte digna, Yolanda declaró que «La lucha que hemos tenido es precisamente porque esa ley se amplíe y llegue a personas que están en estadios terminales espantosos y claman por el final del sufrimiento y no lo han logrado».

Cabe destacar que luchas legales como las de Yolanda dejan un precedente. Pues según su abogado, Lucas Correa Montoya, el objetivo es que en Colombia no hayan requisitos de edad ni niveles de deterioro específicos para poder acceder a la eutanasia. «Que las personas puedan decidir cómo y cuándo morir», dijo Montoya.

Su fallecimiento no estuvo acompañado de misas o santos óleos, pues Yolanda era atea. El próximo 10 de julio, la familia de Yolanda tendrá sus cenizas. El procedimiento se demora por las dificultades que ha impuesto la pandemia por la Covid-19, pues las funerarias están a reventar.

En diálogo con ese medio de comunicación, Yolanda agregó que le gustaría que sus cenizas hicieran parte de algo útil. Hizo referencia a lo que hacen en Japón. «Allá hacen cosas útiles para la comunidad, por decir hacen una silla y ahí quedan las cenizas de uno. Por ejemplo, yo haría una figura de Marx con mis cenizas», dijo.

Este martes, la Corte Constitucional podría seleccionar la tutela impuesta por Yolanda para que cualquier paciente terminal pueda acceder a una muerte digna.

Tags

Lo Último


Te recomendamos