Noticias

Conexión: una iniciativa para aprovechar al máximo los residuos del aeropuerto El Dorado

En un mundo que toma mayor conciencia sobre la necesidad de manejar mejor los residuos, se ha creado Conexión. Una alianza para mejorar la recolección de materiales, darles un uso apropiado y aumentar su aprovechamiento.

Al día millones de personas viajan por el mundo y recorren largos kilómetros en vuelos para llegar a casa.

Las terminales aéreas son puntos en los que los pasajeros inician y terminan sus recorridos, a su paso dejan miles de residuos que tras largos procesos pueden llegar a convertirse en nuevos materiales aprovechables.

El aeropuerto El Dorado, uno de los más importantes de América Latina, recibe anualmente más de 35 millones de visitantes, en momentos de transito normal.

El gran número de viajeros puede llegar a producir diariamente hasta siete toneladas de residuos que deben ser manejados dentro de su funcionamiento.

Por esto, la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) y OPAIN (Concesionario del aeropuerto) han creado una iniciativa para mejorar el manejo de los residuos.

De acuerdo con Carlos Manuel Herrera, vicepresidente de Desarrollo Sostenible de la ANDI, la alianza se creó entorno a unos desafíos ambientales.

“Es una oportunidad para que la ciudad sea más competitiva, más limpia y se contribuya con el desarrollo sostenible”, afirmó.

Conexión: una iniciativa para aprovechar al máximo los residuos del aeropuerto El Dorado

La sostenibilidad se ha vuelto un reto para los países. La transición hacia una economía circular se ha consolidado como una forma para transformar las condiciones ambientales que generan grandes problemáticas a nivel mundial.

De acuerdo con Alejandro Sanabria, jefe ambiental de OPAIN, la tasa de aprovechamiento actual de los materiales recolectados en el aeropuerto se encuentra en 56%.

“La meta para 2021 es llegar a 65%, para 2025 esperamos lograr el 70% de aprovechamiento”, explicó.

En Bogotá, los residuos sólidos tienen como destino final el relleno Doña Juana. 

Sin embargo, envases y empaques de plástico, papel, vidrio y metal, las pilas, elementos electrónicos, entre otros, pueden ser transformados y aprovechados de nuevas maneras.

Los usos son variados: las botellas plásticas pueden convertirse en nuevas botellas o en fibras textiles para hacer prendas de vestir.

También, los empaques de snacks se pueden usar como perfiles plásticos para hacer parques infantiles, entre otras posibilidades.  

“La meta es lograr que 7 de cada 10 envases y empaques que se generen puedan ser aprovechados nuevamente”, explicó Natalia Andrea Ángel, coordinadora regional de Visión 30/30.

La alianza se lleva a cabo a través Visión 30/30 y Grupo Retorna, iniciativas de la ANDI que se encargan del proceso final de transformación de los materiales.

El camino para lograr dicha transformación es arduo y requiere que los consumidores sean más comprometidos con la separación de los residuos.

La alianza trabaja con más de 200 locales comerciales que tienen instalaciones en el aeropuerto.

Espacios que hacen parte de ese primer proceso de la cadena para lograr que al final los materiales sean enviados a las distintas empresas transformadoras.

Esta iniciativa permite reducir la cantidad de residuos que llegan al relleno sanitario, que recibe aproximadamente 6 mil toneladas diarias y que está llegando al final de su vida útil.

De esta manera, aprovechar los elementos orgánicos para compostaje y los envases de distintos materiales para nuevos procesos es una labor fundamental para conservar el equilibrio ambiental dados los altos niveles de contaminación que se llegan a presentar en Bogotá.

Conexión: una iniciativa para aprovechar al máximo los residuos del aeropuerto El Dorado

Tags

Lo Último


Te recomendamos