logo
Noticias
/ EFE
Noticias 13/05/2021

Pereira y Barranquilla viven fuerte tensión por protestas para que no se juegue la Libertadores

Pereira y Barranquilla viven fuerte tensión por protestas para que no se juegue la Libertadores. Las situación desató disturbios en ambas ciudades.

Por : Ariadne Agamez Lombana y EFE

Pereira y Barranquilla viven fuerte tensión por protestas para que no se juegue la Libertadores.

En Pereira y Barranquilla se viven momentos de tensión. Decenas de personas se han reunido para protestar contra la realización de los partidos Atlético Nacional-Nacional y Junior-River Plate.

En Pereira, donde está programado el duelo entre el ‘Bolso’ y los ‘Verdolagas’, decenas de personas llegaron al hotel donde está hospedado el club uruguayo-

Desde afuera gritaban: “el fútbol no se juega“. Se manifestaron contra la realización en medio de la crisis social que vive Colombia desde hace dos semanas.

Según medios uruguayos, Nacional le comunicó a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) que no se presentará al partido válido por la cuarta jornada del Grupo F de la Copa Libertadores.

Hasta el momento, las autoridades no se han manifestado sobre lo que sucede.

Las movilizaciones tomaron el país hace dos semanas, inicialmente para protestar contra la ya retirada reforma tributaria presentada por el Gobierno del presidente Iván Duque. Sin embargo, los ciudadanos siguen inconformes y aferradas a las calles como un acto reinvindicativo con peticiones como que se detengan las masacres y el abuso policial.

La Defensoría del Pueblo ha recibido de diversas organizaciones reportes sobre 42 muertos durante las movilizaciones. Muchos de ellos producto de la violencia en ciudades como Cali, Pereira e Ibagué y otros por los que se ha responsabilizado a la fuerza pública.

Situación en Barranquilla

Entre tanto, centenares de personas se manifestaron en las cercanías del estadio Romelio Martínez, donde está programado el partido entre Junior de Barranquilla y River Plate.

El video aquí.

En la zona hay disturbios entre los manifestantes y la Policía que está encargada de la seguridad de la zona.

El escenario deportivo fue acordonado por la Policía y, pese a que la multitud trató de romper el cerco, ninguna persona diferente a los oficiales y a las autoridades llegó hasta allí.

Manifestantes intentan derribar primer anillo de seguridad instalado alrededor del estadio Romelio Martínez. Resulta levemente herido joven que pedía continuar de manera pacífica la actividad. Recibió atención de @DefensoriaCol, Derechos Humanos y Misión Médica“, detalló la Alcaldía de Barranquilla en Twitter.

Por las protestas, los cinco partidos que debían jugar los equipos colombianos en Copa Libertadores y Copa Sudamericana la semana pasada se disputaron en estadios de Asunción, Lima y Guayaquil. 

Pereira y Barranquilla viven fuerte tensión por protestas para que no se juegue la Libertadores