logo
Noticias
Noticias 05/05/2021

Claudia López pide asistencia militar en Bogotá, pero no militarización

Tras los hechos ocurridos en Bogotá en la noche de este 4 de mayo, la alcaldesa Claudia López anunció que le pidió ayuda al Ministerio de Defensa para proteger “estaciones y URIs”.

Tras los hechos ocurridos en Bogotá en la noche de este 4 de mayo, con múltiples enfrentamientos entre manifestantes y policía en diferentes sectores de la ciudad y la destrucción de 16 estaciones de CAI con un durísimo video en el que se ve cómo la turba le prende fuego a una de estas estaciones con los uniformados adentro, la alcaldesa Claudia López anunció que le pidió ayuda al Ministerio de Defensa para proteger “estaciones y URIs”.

“Dado que tenemos información de posible vandalismo en Estaciones y URIs donde están hacinados 2.825 detenidos, hemos pedido a MinDefensa que la Fuerza Publica nos ayude a custodiar esos centros de detención y evitar que pongan en riesgo la vida de los privados de la libertad”, escribió la alcaldesa en su cuenta de Twitter.

Esto, por supuesto, generó la duda sobre si esta puerta abierta a los militares en la ciudad implicaba una militarización de Bogotá, pero la propia alcaldesa señaló que no se trataba de esto: Solo los gestores de convivencia, mediadores de diálogo, comisiones de derechos humanos y policía metropolitana seguirán a cargo de la seguridad y convivencia en las calles y barrios de la ciudad”, escribió. “En ningún caso hemos solicitado ni habrá militarización de la ciudad”, insistió, y su secretario de gobierno, Luis Ernesto Gómez, ratificó que Bogotá no va a ser militarizada: “No hay NINGUNA militarización de Bogotá. El @COL_EJERCITO acompaña exclusivamente a @PoliciaBogota en Centros de detención y URIs para custodiarlas y evitar una posible fuga de presos. Solo personal de Policía antidisturbios está autorizado para controlar el orden público”, escribió.

Arde Bogotá

En el séptimo día del Paro Nacional se vieron a lo largo del día grupos de jóvenes cantando arengas contra las medidas del gobierno y la violencia policial, y desde las 8 pm se escuchó un poderoso cacerolazo en Chapinero y Usaquén; sin embargo, las protestas se salieron de curso en Bogotá y actos vandálicos se vieron en Ciudad Bolívar, Engativa y Bosa, después de marchas pacíficas y de velatones contra la violencia.

16 estaciones de CAI fueron vandalizadas, como reportó el gobierno distrital.

La imagen más impactante fue la del video del CAI Aurora, en donde la turba intentó quemar vivos a diez policías en un hecho criminal que generó rechazo general, incluyendo a quienes han respaldado las protestas a lo largo de la semana.